miércoles, 29 de diciembre de 2010

CO2 a carburos

27/12/2010
Hay muchas maneras de fijar el carbono atmosférico. La más eficaz es la fotosíntesis. Imitando la fotosíntesis biológica podemos producir combustible y materiales plásticos sin necesidad de sacar más carbono mineral. La cantidad de carbono que hemos sacado del petróleo, el carbón y el metano ya es insoportable para mantener las condiciones de vida que necesitamos.
Otra forma de fijar el dióxido de carbono atmosférico que creo que puede ser económica es la producción de carburos metálicos o de disulfuro de carbono, liberando oxígeno.
Como el azufre tiene los mismos electrones de valencia que el oxígeno, se combina con el carbono de forma parecida. El disulfuro de carbono es más pesado que el CO2, es líquido a temperatuta ambiente y se congela a unos -110C.
Los carburos metálicos, además, son por lo general materiales duros, más ligeros y más resistentes a la corrosión que los metales. Usar energía fotovoltáica, CO2 y óxidos metálicos para producir carburos y oxígeno debe ser un negocio redondo y beneficioso para el medio ambiente.

Para separar el oxígeno del CO2 se me ocurre hacer descargas cortas de alta tensión en CO2 líquido. Se formarían burbujas de oxígeno y CO. Si la temperatura es lo bastante baja para mantener líquido el CO, también se disociará por las descargas y se producirá precipitado de carbono en polvo y oxígeno gaseoso, pero no me parece muy probable. Además el CO es tóxico y habría que procesarlo para eliminarlo antes de liberar el O2 a la atmósfera.
La idea del disulfuro de carbono podría estar bien, pero usando el CS2 como producto intermedio, ya que es muy tóxico.

La idea básica de usar la electrolísis como medio de liberar oxígeno gaseoso y retener carbono ya sea como elemento o como un compuesto inócuo, creo que debe ser desarrollada.
Lo mejor sería que fuera, como lo hacen las plantas, a temperatura ambiente y sin un proceso previo de los reactivos, pero ya sería suficiente si lo logramos con reactivos preparados artificialmente.
Se podría aprovechar la separación de fases sólida y gaseosa de los productos de la electrolísis.

Por ejemplo, se podría hacer electrolísis de agua de mar, con lo cual obtendríamos Cl2 y H2 gaseosos, que guardaríamos como reserva de energía química, y NaOH disuelto, que serviría para absorber CO2 atmosférico formando CO3HNa.
El problema es qué hacer con tanto cloro tóxico como se generaría. Pero seguro que la industria química sabría aprovecharlo, por ejemplo para procesar minerales y obtener materiales útiles.
El agua con sosa cáustica disuelta puede absorber fácilmente dióxido de carbono del aire porque se neutraliza con este y forma bicarbonato sódico. Este es un producto inocuo que se puede usar industrialmente. Si hay excedentes de bicarbonato, se puede tirar al mar en forma sólida y compacta, para que se disuelva a grandes profundidades, sin que cause apenas efectos en el mar. Quizá incluso puede ser beneficioso para cultivos de algas, por el aporte de CO2 como fertilizante.

Seguramente hay muchos procesos químicos que, alimentados por energía eléctrica de origen renovable, eliminarían CO2 atmosférico. Pero la energía eléctrica es cara. Pagamos sin protestar con buena parte de nuestros sueldos a cambio de tener luz y calor en cualquier momento y lugar. Casi nadie renunciaría a la mitad de su consumo eléctrico para que se utilice capturando CO2. Además, la cantidad de energía necesaria sería equivalente a la que consumimos con la combustión, que es mucho mayor que la energía eléctrica.
Si fuéramos capaces de producir tanta energía eléctrica con fuentes renovables como para eliminar el exceso de CO2, antes de darle este uso, abusaríamos de su consumo y seguiríamos abusando de la combustión.
Si no corregimos nuestro comportamiento en cuanto a consumo energético, creo que no hay hallazgo científico ni tecnológico que solucione el calentamiento global.
El mayor gasto energético ahorrable es el del transporte individual, que se hace casi por completo con combustión. Hay que incluir las industrias dedicadas a los automóviles, sobre todo las siderúrgicas dedicadas a producir sus chapas y la industria de construcción de carreteras.
Quizá se ha reflexionado poco acerca de lo costoso que es usar ruedas para el transporte. Para que se puedan usar ruedas por todas partes es necesario allanar el mundo entero. Hay una alternativa que, de tan vista como está, no nos llama la atención: las patas.
Usar patas artificiales evitaría tener que alterar el terreno para circular, porque unas patas son capaces de andar por cualquier terreno. Los animales las usan incluso para nadar.
El problema más importante con las patas es que su uso requiere mucha inteligencia. Pero creo que es el momento idóneo en la cultura humana para que el hombre empiece a andar sobre cuatro patas, por la inteligencia que están alcanzando nuestras máquinas.

martes, 17 de agosto de 2010

Dirigible ave

14/08/2010
En la navegación aérea la opción más utilizada para sustentarse es la de la velocidad del aire en las alas. Incluso en los helicópteros, donde el conjunto permanece inmovil, las alas se mueven rápido.
La opción de pesar menos que el aire sólo queda para algunos globos sin propósitos prácticos.
Los dirigibles están olvidados.

A mi me parece que los dirigibles son una forma práctica de volar, que fue demostrada durante décadas a principios del siglo pasado. Se me ocurren diseños aerodinámicos, sobre todo aplanados, de muy poca altura y muy anchos, que pueden ser económicos energéticamente.
Incluso podrían recoger energía solar en su cara superior con materiales fotovoltáicos flexibles.
Imagino un dirigible con forma de manta raya, con cola de ballena, deformable por cambios de presión en sacos de gas con forma de músculos repartidos por todo el cuerpo. O deformables mediante la tensión y distensión de hilos que puedan deslizarse por su interior.
Su piel superior es un panel fotovoltáico flexible.
Se propulsa aleteando y se dirige torciendo la cola, tanto en sentido horizoltal como vertical.
Va lleno de helio, que repone a partir del aire con un pequeño compresor.
Mide 30 metros de largo y sólo puede transportar a 2 personas.
En la cabina hay un generador de jarabe de glucosa que alimenta indefinidamente a los tripulantes a partir del CO2 y el H2O del aire y la energía eléctrica fotovoltáica. Los tripulantes venden su exceso de jarabe de glucosa en los lugares que visitan.
Con el dinero que recaudan y el exceso de glucosa que no venden, contratan personas en situación desesperada para construir un dirigible mayor que se dedique a transportar agua potable y glucosa al pueblo donde contratan a los constructores de dirigibles manta.
La fábrica produce dirigibles de mercancías, de pasajeros y productores del alimento y agua.
Flotillas de mantas voladoras acuden en ayuda de regiones con sequía.
Rutas aéreas de baja altura comunican con mantas voladoras zonas sin carreteras.
En los países ricos se empieza a sustituir el transporte por carretera por el transporte aéreo silencioso.
Ciudades enteras son ventiladas y sombreadas con mantas voladoras durante periodos de calor excesivo.
Corredores de mantas voladoras empujan aire húmedo desde la costa hasta el desierto, que se hace húmedo y cultivable.
Cuando una tormenta tropical corre riesgo de convertirse en huracán, todas las mantas de la zona contribuyen a enfriar el agua con su sombra y sus corrientes de aire, y evitan la catástrofe.
La ayuda humanitaria llega a cualquier parte volando.
Cualquier parte del planeta es accesible, sin pagar viaje, para cualquier persona. Se puede vivir en montañas, desiertos y en alta mar usando el aire y el sol como alimento principal, además de unos gramos de minerales. Cualquiera puede comprar un terreno barato donde vivir, porque todos los lugares de la tierra, exceptuando los casquetes polares, se hacen habitables y accesibles.

Agricultura por aire comprimido

25/08/2009
La agricultura tradicional basada en la rotura y volteo de la tierra con arados de vertedera tiene muchos efectos nocivos sobre el suelo cultivado. Sobre todo porque al destruir la capa vegetal de la superficie deja expuesto el terreno a la erosión.

Propongo un método de mover y oxigenar la tierra alterando al mínimo su superficie: Inyectar aire comprimido de forma "explosiva" a profundidades de unos 40 cm y tramos a una distancia parecida. Con esto se quebraría la tierra desde dentro, creando grietas y poros que aumentan la penetración del aire y el agua, pero dejarían arriba la capa vegetal, protegiendo el suelo.
La maquinaria para hacerlo creo que no sería muy costosa. Sería un compresor y una "aguja" inyectora. La aguja consistiría en un tubo hueco de unos 5 cm de diámetro con un obturador en el extremo inferior, agudo y cerrado por un resorte interior. El obturador evita que la tierra y piedras entren al tubo al clavarlo en el suelo.
El proceso de labrar sería el siguiente:
- Se eleva la aguja sobre el terreno
- La máquina avanza a la posición donde actuar.
- Se proyecta la aguja hacia abajo, como un martillo de aire comprimido, hasta llegar a la profundidad correcta, corrigiendo la posición si se encuentra excesiva resistencia.
- Se libera por el tubo aire comprimido a varias atmósferas, en un tiempo pequeño, p.ej.: 1/100 segundo.
La expansión del aire en la tierra produce numerosas grietas y eleva el terreno.Esto aumenta su porosidad, para que admita más agua y se airee.

- Se interrumpe el suministro de aire comprimido.

- El resorte cierra el tubo antes de cualquier resto sólido retorne y lo obture.

- Se eleva la aguja y se repite el ciclo

La siembra de grano y el abono se podrían hacer por el mismo procedimiento, pero a menos profundidad, dejando caer en el fondo de la aguja la cantidad justa de semilla, abono, e incluso algo de agua.
De esta forma las semillas tendrían ventaja sobre la vegetación natural más superficial y no sería necesario destruir la capa vegetal para darle ventaja al cultivo.

Agricultura arquitectónica

12/04/2009
Agricultura combinada con arquitectura.

El campo abierto se cultiva en casi todo el mundo sin protegerlo del viento ni de la pérdida de agua por filtraciones.
Los cultivos de grandes suerficies se hacen a base de monocultivos en tierras en las que se han eliminado todos los obstáculos para abaratar la mecanización.

Esto agrede al suelo quitándole productividad a largo plazo, incluso desertiza la tierra.

Creo que en estos tiempos, a largo plazo, la mecanización a pequeña escala, con maquinaria informatizada, puede ser más productiva que con grandes máquinas.
Además, dado que la producción agrícola es imprescindible y siempre es rentable a largo plazo, merece más inversión y ayuda pública.

Propongo la división de los cultivos extensos mediante paredes bajas, construidas con planchas de ladrillo, de metro y medio de alto por medio metro de ancho, clavadas en tierra medio metro, con un metro fuera, formando celdas de cultivo hexagonales de unos diez metros de lado.
Con esto cada celda estaría protegida del viento y la pared clavada en el suelo evitaría la pérdida de agua por filtraciones.
Sería como cultivar en macetas gigantes.
La forma hexagonal da ángulos obtusos, para que la maquinaria alcance todos los rincones.
La maquinaria puede ser de tamaño de una motoazada, sería eléctrica, con una batería de poco peso cargada por paneles solares colocados en las paredes de las celdas. Estaría controlada por ordenador, sería automática. Evitaría las paredes, de la misma forma que un robot aspiradora. Iría de celda en celda abriendo y cerrando puertas.

Las planchas de ladrillo tendrían forma de cuña en la base y se podrían extraer y reubicar, según los distintos usos que se le diera al terreno.
A la altura del suelo tendría agujeros para el desagüe del agua de lluvias torrenciales.

La producción de estas planchas debería hacerse lo más cerca posible y con el mismo material del terreno de cultivo.
Un horno eléctrico portátil alimentado por los paneles solares podría servir.
Un horno de inducción, en el que la resistencia es una simple plancha de hierro, es barato, robusto, duradero y fácil de montar y desmontar para transportarlo.
Además, es fácil de limpiar. Como el material a cocer se recoje directamenre del lugar y no se refina, dejará mucho residuo en el horno.

La separación del terreno por paredes puede aportar otras ventajas, como limitar la propagación de plagas, facilitar la cria de ganado, desinfectación biológica encerrando una población animal que se coma las plagas, limpeza de rastrojos usando el ganado, mayor aprovechamiento de los fertilizantes al limitar las filtraciones, etc.

Una celda se puede convertir rápidamente en invernadero. Se puede cubrir temporalmente o permanentemente.

Un campo de celdas puede convertirse en regadío fácilmente, sólo con apoyar sobre las paredes unos tubos para aspersión o goteo, sin que estorben a la maquinaria, que circularía por debajo del sistena de riego.

En lugar del arado convencional, para ahuecar y oxigenar la tierra, se podría usar un inyector de aire a presión que soltase el aire bajo tierra de forma explosiva, una vez en cada inyección y cada 30 cm, a 30 cm de profundidad.

Puede parecer feo ver un campo lleno de vallas de ladrillo, pero a mi me resulta más desagradable ver una gran extensión de tierra arada, sin vegetación y polvorienta.

Ya que tenemos dominado el campo, creo que debemos hacerlo de la forma menos destructiva posible, y si es de forma constructiva, pues mucho mejor.

En lugar de cocer grandes placas de barro en un horno, se podría buscar una forma de cementar tierra.
Se me ocurre que se pueden hacer zanjas de drenaje, y con la tierra extraida de las zanjas se pueden hacer las vallas de tierra cementada.
 

También se podría cocer sólo una pequeña parte de la tierra para las vallas en forma de varillas finas. Estas varillas, amasadas con el resto de la tierra, formarían un adobe más resistente que los hechos de paja. Así no habría que cocer apenas material. Al ser piezas pequeñas el horno puede ser muy pequeño.
Incluso pueden producirse las varillas de barro cocido de forma contínua en un horno tubular vertical. Por un extremo del tubo entraría barro a presión por arriba. A medida que se cuecen se van extrayendo segmentos por abajo.

El caso es usar material del lugar, con la menor transformación posible y que sea reciclable allí mismo.

martes, 11 de mayo de 2010

Dios visible

09/05/2010
Siento la necesidad de buscar un sustituto de los dioses que ha dado la cultura humana por una creencia que nos fuera más útil para estimularnos a vivir cada vez mejor sin dividirnos ni enfrentarnos por las creencias.
Ante todo, creo en la vida y siento adoración por ella. En cada generación la vida se supera a si misma. La evolución de los seres vivos nos demuestra que cada generación es mejor que la anterior. Hasta ahora, es evidente que los seres vivos evolucionan a más inteligencia, a adaptarse mejor a su entorno, e incluso a mejorar su entorno para asegurar y mejorar su vida y la de de su descendencia.
Tengo la sensación de que, si hay un ser superior al que deberíamos adorar y rendir cuentas, ese ser sería la próxima generación. Ese es el que siento hoy como mi Dios, que siempre sería un dios futuro, recién nacido.
Si necesitamos sentirnos bajo la autoridad de alguien, creo que lo más eficaz para cubrir ese sentimiento y que a la vez sea práctico sería pensar en cómo nos juzgarán las siguientes generaciones.

Lo más sagrado para mi no es la generación actual de seres humanos sino todo el conjunto de seres vivos que existen en el presente en todo el universo.
Ese Dios es para mi lo mejor que ha habido nunca y es seguro que generará algo mejor aún.

Si consigo afianzarme a esta nueva creencia, espero muchas ventajas en mi actitud, mi utilidad para los demás y para sentirme mejor.
Entre otras cosas, me puede liberar de ese temor atávico a un dios autoritario que nos han infundido las religiones pasadas.
Si creo que Dios lo formamos todos, que puedo contribuir a hacer una generación mejor cuidando a nuestros descendientes y disfrutando de la vida con ellos, me sentiré mejor y más optimista que si soy un simple seguidor de una religión de un dios que no veo, inventado por generaciones antiguas y respetables, pero con muchos menos conocimientos que la actual y con muchas imperfecciones superadas desde entonces.

La nueva generación, en su conjunto, siempre es mejor que la anterior. Pero esto no autoriza a triunfalismos individuales. Cada individuo será mejor que los de la generación anterior sólo si tiene en cuenta la cultura recibida de sus antepasados y la mejora.

Actualizado el 10/06/2012

sábado, 8 de mayo de 2010

Biología aerostática

Si una especie unicelular desarrollase una vacuola gaseosa que le sirviera de globo aerostático, podrían formarse colonias de organismos aerostáticos en la superficie marina, que despegarían y se podrían recolectar en el aire, o podrían servir como parasol para corregir el calentamiento global.
Creo que no debe ser difícil producir por ingeniería genética una bacteria fotosintética que produzca hidrógeno y lo confine en una bolsa, o una colonia de bacterias que forme un globo.
Mejor si cada bacteria tiene su propio globo, para evitar que se acumule el hidrógeno y evitar el riesgo de explosión.
Si se fertiliza una zona del mar al tiempo que se siembra con estas bacterias, se aplican dos remedios al calentamiento: captura de CO2 y reflejar luz solar. Además se podrían recolectar con el agua de lluvia, o servirían como abono.
Las vacuolas gaseosas son algo común en las algas unicelulares del plancton marino. Precisamente las usan para flotar.
Las bacterias que producen hidrógeno creo que también existen. La ingeniería genética hoy día es capaz de combinar propiedades de dos especies, de modo que creo que se podría desarrollar un alga que fuera más ligera que el aire.
Cada célula por si misma no se podría desprender del mar porque se adhiere al agua con más fuerza que el empuje del aire. Además, en cuanto despegara perdería su fuente de alimento y agua, y por tanto no se reproduciría. Pero como la tensión superficial las mantendría en el mar, crecerían en colonias y sólo las que estuvieran en la capa superior y desecadas por el aire se desprenderían.
Una vez en el aire se comportarían como esporas con globo. Su vida se paralizaría hasta encontrar humedad suficiente para servir de nucleo de condensación de una gota de una nube. Viajaría con la nube. Al precipitar, si cayera en tierra, serviría de abono, en cambio, si cae en agua con minerales suficientes, se reproduciría.
No creo que fueran un peligro de infección para el hombre, porque serían algas que viven del sol, no como parásitos.
Tampoco creo que fueran un peligro para el medio ambiente mayor que las esporas y el polen que circulan ya por el aire.
Pero si tiene éxito su función de parasol, podría ser necesario recolectarlas de las capas altas de la atmósfera cuando sean demasiadas.
Creo que nos podrían servir para fabricar aerostatos de hidrógeno sin peligro de explosión, porque el hidógeno estaría distribuido en compartimentos microscópicos que se construirían solos.
Estos mismos aerostatos nos servirían para recolectar del aire las algas aerostáticas cuando fueran excesivas.

Las ventajas de poder flotar en el aire sin gastar energía son enormes. Se me ocurren las siguientes, para empezar:
- Se cambiaría por completo el transporte aéreo, prescindiendo de aviones ruidosos y difíciles de mantener en condiciones de seguridad.
- Se podrían establecer bases de lanzamiento de naves espaciales en capas altas de la atmósfera, para ahorrar la mayor parte del rozamiento del aire en el despegue.
- El transporte aéreo sería inmune a las cenizas que lanzara un volcán, porque se haría en dirigibles.
- Se podrían construir granjas aéreas que recolectaran energía solar en forma de biomasa y produjeran alimentos y condensaran vapor atmosférico. Estas granjas podrían viajar por todo el mundo como las nubes, pero dirigidas, repartiendo sus productos.

06/05/2010

sábado, 24 de abril de 2010

Champi(3)

Para Gea no era necesario que un ser inteligente alcanzara la mayoría de edad para tener en cuenta sus opiniones, sentimientos y decisiones, de modo que Uma fue miembro de Gea con todos los derechos desde su incorporación a los pocos días de nacer.
No era necesario esperar a que aprendiera un lenguaje humano para comunicarse con la niña, gracias a la telepatía a través del entrelazamiento cuántico. En el ADN mitocondrial de Uma, heredados de su madre, quedaban miles de átomos entrelazados con sus átomos complementarios en muchos miembros de Gea. Estos constituirían su "distrito electoral", por llamar de alguna forma a los grupos en que se divide Gea. Estos grupos tienen el propósito de filtrar propuestas globales mediante sufragio en el distrito. De esta manera no se obliga a toda Gea a votar cada ocurrencia de cada miembro.
Gea no se entromete en la intimidad de sus miembros, de manera que debían esperar a que Uma los descubriera. Cuando Uma tenía dos años, jugando a solas con un peluche, se dio cuenta de que algunas ideas del personaje que interpretaba el peluche no podían ser suyas.
Cuando Gea se presentó a Uma, esta se horrorizó al sentirse observada por extraños en su casa y llamó a su madre.
Aunque esta le intento tranquilizar, la niña insistía en que el peluche era malo y le decía cosas de mayores que no entendía. No hubo otra manera de calmarla más que acompañarla a tirar el peluche al contenedor de basura de la esquina.
Aquí se acabaron los intentos de Gea de comunicarse directamente con la humanidad durante mucho tiempo.
Pero no podían dejar aparte a la humanidad en la gestión de la Tierra, de modo que se utilizaron medios indirectos de comunicación.
Uno de ellos fue la creación de foros de discusión en internet. Gea creaba foros y blogs con seudónimos, sin revelar que no era un humano, sino la comunidad de gestión de la Tierra. Las propuestas de Gea eran casi siempre las más acertadas y originales en todos los foros. Sus pseudónimos empezaron a tomar fama mundial. Los humanos querían conocer a los nuevos genios, pero ni siquiera los expertos de los ejércitos conseguían localizar a los miembros de los foros y blogs que representaban a Gea.
Algunas ideas sobre cómo cuidar el planeta eran presentadas como seguidoras de ideas de científicos reconocidos, aunque Gea las había elaborado mucho antes de que existieran científicos humanos.
Una de ellas era el cultivo de plantas verdes mediante hongos. Para ello se almacena agua por medio de hongos y musgo, se transporta el agua y los minerales a las plantas mediante las fibras tubulares del micelio. La energía para construir esta estructura la dan las plantas.

Otra idea era el cultivo de la superficie del mar mediante una población enorme de ballenas que transportan minerales del fondo a la superficie. Las bacterias fotosintéticas usan estos minerales para proliferar, estas serían la base de un ecosistema marino que produciría alimento suficiente para toda la humanidad.

También expusieron varias ideas para recuperar la vida de los desiertos terrestres. Una de ellas consistía en aprovechar las calas para ascender agua salada a depósitos altos y desde allí hacerla llegar tierra adentro para que su vapor humedezca el desierto.
En calas naturales o artificiales el agua impulsada por las mareas o por las olas adquiere velocidad y al llegar a la costa se eleva.
Sugirieron impulsar y dirigir las nubes usando parte de la energía térmica de las mismas.
Para un control urgente de la temperatura de la biosfera Gea propuso la concentración de las aguas más cálidas en el centro de la superficie de los océanos, provocando tormentas controladas.

Para el transporte individual sostenible propuso unas extremidades artificiales movidas por músculos biónicos electromecánicos, alimentados por glucosa y hemoglobina.

Champi(2)

- Ya que vamos a aceptar a los humanos en la comunidad de gestión de la Tierra, debemos acordar qué medio de comunicación usamos - dijo Candy, el hongo del bosque canadiense.
German, el hongo de la Selva Negra alemana le contesta:
- Podríamos iniciar uno de esos blogs que están de moda en internet. Al principio nos tomarán a broma, pero seguro que acabaremos ganando simpatías y contactaremos con interlocutores humanos dispuestos a ser portavoces de GEA ante la humanidad. De hecho, hay humanos que han imaginado algo similar a GEA: Gaia. Estos ven a la biosfera como un sistema autoregulado, similar a un organismo inteligente.
- Pero GEA no es un sólo organismo, es una comunidad de organismos inteligentes, de personas de distintas especies, que tiene por ley el respeto mutuo y la defensa de todas las formas de vida de la Tierra - interrumpió Afar, la red de micelios de la selva centroafricana - La humanidad debería pasar un largo periodo de aprendizaje antes de que la admitamos en el grupo de especies con voto. Primero debe conocer al resto del grupo y aprender a respetarnos.
- Como representante de la comunidad de ballenas, apoyo la propuesta de un periodo de aprendizaje para los humanos antes de concederles el derecho al voto - dijo Juba, la ballena jorobada- Es mas, propongo que este periodo dure al menos hasta que la población de ballenas recupere el nivel que tenía hace 200 años.
- Es comprensible tu punto de vista, Juba, pero creo que no es conveniente que esperemos tanto. Debemos convencer a la humanidad cuanto antes de que se una a nuestra comunidad. Nos hace falta un medio rápido de transporte que lleve la vida terrestre a otro lugar del sistema solar antes de que se aproxime el siguiente gran asteroide. Hay suficientes probabilidades de que choque contra la Tierra como para que nos pongamos a la tarea desde ahora. Solo nos quedan cincuenta años.
Tras esta intervención de Champi, hubo unos segundos de silencio. Toda la comunidad temía descubrir su existencia a los humanos. Conocían muy bien su furia, su capacidad de destrucción y su sentido de propiedad sobre la Tierra. Siempre se habían creído lo más perfecto e inteligente del planeta, pero los miembros de Gea sabían lo mucho que les habían tenido que manipular para que el planeta siguiera siendo habitable a pesar de la humanidad.
Hotao, el hongo de la selva de Indochina interrumpió el silencio.
- Estoy a favor de presentarnos a la humanidad por otro motivo más: Por darles a los humanos la capacidad de usar la democracia directa e inmediata de la que disfrutamos nosotros. Esta comunicación instantánea y con garantía absoluta de autenticidad que nos da el entrelazamiento cuántico les librará de la tiranía en que viven. Ahora los humanos están bajo el poder de enfermos mentales que por alcanzar el mando son capaces de pisar a todos sus congéneres. Nosotros no necesitamos líderes porque todas las propuestas que afectan a Gea las conocemos instantáneamente y las votamos todos en un instante. La mayoría de los humanos es buena gente y se comportará correctamente cuando no se sientan obligados a obedecer a patronos esclavizantes y a políticos corruptos.
Tras una breve reflexión, todos estuvieron de acuerdo en votar si se presentarían ante la humanidad. La propuesta se aprobó con unos pocos votos en contra, los de algunas especies abocadas a la extinción debido a los hombres.
En ese momento, el llanto de un bebé humano recién nacido les llamó la atención. Era la hija de una haitiana en un mercado, en medio de un terremoto. Toda Gea reaccionó de inmediato. Recordaron que todos los humanos nacen inocentes. Se pusieron de acuerdo al instante en comunicarse con la niña, a la que bautizaron Uma. La nombraron representante de la humanidad. Cuando cesó el terremoto, Uma y su madre fueron rescatadas sanas y salvas de los escombros. El llanto de la recién nacida atrajo al equipo de rescate. Su madre estaba inconsciente, pero se recuperó en el hospital improvisado por una organización humanitaria internacional.

Champi(1)

"Se convoca a todos los hongos superiores a una asamblea global con objeto de decidir sobre la defensa de la Tierra frente al poder destructivo de las tecnologías nucleares de la humanidad."
La convocatoria hecha por Champi, el hongo de más edad y más extenso de la Tierra, responsable de la selva amazónica, fue escuchada simultáneamente por todos los hongos de bosques con inteligencia suficiente para tener derecho a voto.
El debate previo a la decisión de actuar fue breve, ya que todos estaban al tanto de la situación, y la votación fue un mero trámite, puesto que la unanimidad era casi absoluta. Había que actuar antes de que un error humano catastrófico aniquilase casi toda la vida de la Tierra por explosiones nucleares, contaminación radiactiva o, aún peor: por experimentos con aceleradores de partículas en niveles de energía capaces de disparar una reacción en cadena que rompiese el éter.
Los hombres son una especie joven e inexperta. Habían llegado a tener suficiente poder como para hacer daño y no quedaba tiempo para convencerlos, así que había que actuar sin tener en cuenta su opinión.
Lo más eficaz sería boicotear los ordenadores de silos de misiles nucleares y de los grandes aceleradores. También era necesario dejar inoperantes los misiles de submarinos nucleares, fuera del alcance de los grandes hongos.
En tierra firme la estrategia elegida consistió en abrirse paso por la roca con microexplosiones de nitrocelulosa hasta todos los objetivos, acumular explosivos suficientes como para inutilizar todos los dispositivos de disparo y hacerlos explotar todos a la misma hora, para evitar cualquier reacción por parte humana.
La cantidad de explosivo necesaria era tan pequeña que nadie resultó herido. Ni siquiera eran audibles las explosiones para un humano.
Saltaron infinidad de alarmas simultáneamente en todos los cuarteles, centros de mando militar y refugios nucleares militares. Se pusieron en alerta máxima todos los militares americanos rusos, judíos, chinos, franceses, indúes, ingleses, en fin todos los que tenían armas nucleares.
Intentaron sustituir los dispositivos averiados, pero se encontraron con que todos los repuestos tenían una avería similar.
Ninguna de las potencias nucleares se atrevía a confesar su impotencia, de manera que cada una hizo como si no hubiera pasado nada.
Cada vez que se fabricaba un repuesto fallaban las pruebas. Por muy en secreto que se quisieran fabricar, los hongos lo sabían. Su red de información tiene millones de años y llega a cualquier lugar de la Tierra.
En cuanto a los misiles en órbita, fue necesario boicotear las comunicaciones con ellos. Más tarde manipularían un ingenio espacial para que los inutilizara.

Después del boicot nuclear hubo muchas consecuencias para los humanos debido al miedo de los poderosos, que se sintieron indefensos. Las depresiones entre mandatarios produjeron una crisis económica.
 

El siguiente debate de la comunidad de gestión de la Tierra será sobre si nos daremos a conocer a toda la humanidad ó seguiremos hablando sólo con los humanos dignos de confianza. Aunque para la mayoría de los hongos los humanos no eran imprescindibles, había que cuidarlos porque eran parte de la comunidad de la biosfera. Además, la especie humana tenía la misión de propagar la vida terrestre en todo el sistema solar.
Por todo esto, se acordó que era el momento adecuado para aceptar a la humanidad en la comunidad de especies inteligentes de la Tierra con derecho a voto en las decisiones globales.

jueves, 8 de abril de 2010

Escudo antiasteroides

Deberíamos prevenir el impacto de asteroides grandes contra la Tierra.
Se me ocurre que podríamos poner en una órbita tan lejana como la Luna una red de rocas provista de cohetes para interceptar asteroides que se dirijan a la Tierra. Estas rocas se extraerían de la Luna. Allí la gravedad es tan pequeña que se pueden poner en órbita grandes masas. Una vez en órbita se pueden unir por cables y hacer girar a poca velocidad el conjunto para mantenerlo extendido como una red de decenas de kilómetros, a la que se le adosa un cohete gigantesco. Si se detecta la aproximación de un asteroide "exterminador", con meses de antelación, se puede modificar con el cohete la órbita de la red para que intercepte el asteroide.
La colisión de una sola de las rocas de la red con el asteroide lo desintegraría. Un asteroide considerado "exterminador" debe tener al menos 1 km. Si la red está compuesta de rocas de 50 m con 500 m entre si, en una red de 10 km, las probabilidades de interceptar son grandes y el impacto suficiente para destruir el asteroide ó desviarlo lo bastante como para que no se encuentre con la Tierra.
En vez de una red puede hacerse con muchas rocas con un "pequeño" cohete cada una. Lo importante es que se pueda disponer, gracias a la Luna, de masas controlables capaces de chocar con un asteroide.
Además de servir de escudo, mientras no haya peligro, estas redes giratorias podrían albergar estaciones espaciales, con seudogravedad por fuerza centrífuga que permita una vida en condiciones parecidas a las de la Tierra. Algunas de estas redes se podrían usar para viajes interestelares, que requieran generaciones enteras. Si la red es tridimensional, formando una "espuma" alrededor de la estación, la protegerá de meteoritos. Incluso puede captar polvo espacial y pequeños asteroides para aprovechar sus materiales.
27/02/2010

lunes, 5 de abril de 2010

Presentación

Este blog no va dirigido a nadie, ni espero que nadie lo lea ni me responda.

Las ideas que expongo en él sé que pueden estar equivocadas y durante mi vida he cambiado muchas veces de opinión sobre muchos temas. No pretendo enseñar, ni imponer a nadie lo que escribo, sólo quiero que esté en la red, como una forma de que perduren mis ocurrencias, por si alguna de ellas sirve alguna vez, aunque no sea más que para estimular la imaginación ó para provocar una sonrisa irónica.
Creo que todos tenemos derecho a pensar en algo más que las tareas cotidianas y a expresar nuestras ideas, aunque no seamos licenciados en las materias de las que escribimos ó hablamos.

Necesidades vitalizantes

Sentir necesidad es el principal motivo para vivir.
No hacemos nada que mantenga nuestra vida si no sentimos necesidad.

Esto es aplicable a cualquier ámbito de la vida. En lo más primario es evidente, pues si no sintieramos la necesidad de comer moriríamos por falta de alimento.

Pero en otros ámbitos más complejos no siempre atendemos las necesidades reales, sino que nos dejamos llevar por impresiones falsas.

Por ejemplo, en la economía. Todos sabemos que la publicidad y el mercadeo nos hacen sentir necesidades falsas para que el fruto de nuestro trabajo se lo coman otros. Pero, aunque lo sabemos, no nos paramos a reflexionar en ello cuando compramos caprichos entusiasmados por la ilusión que nos infunden.

Nos solemos despertar de las ilusiones del consumismo cuando hay noticias de catástrofes humanitarias ó financieras. Entonces volvemos a ser conscientes de las necesidades reales.

Sólo unos pocos, que ayudan a los necesitados y los conocen personalmente, intentan concienciar al resto de las necesidades que deberían motivarnos.

Durante la crisis financiera, buena parte de la población occidental creo que ha empezado a hacer un consumo más responsable. Unos por necesidad y otros por ver más de cerca las necesidades ajenas.

Este cambio en el consumo ha producido la caida de muchas empresas, cuyos productos eran innecesarios.
Muchas empresas de esos mismos productos prescindibles quieren mantenerse en el mercado bajando los precios, pero esto sólo lleva a que sus empleados trabajen en exceso, lo cual es insostenible a largo plazo.
Espero, quizá ilusoriamente, que los que tienen el poder económico, cambien el sentido de sus inversiones y las dediquen a producir bienes que resuelvan necesidades reales.
Muchos espabilados con dinero ya se han dado cuenta. El primer efecto es que los alimentos están más caros desde que hay crisis, mientras que las baratijas electrónicas siguen bajando de precio.

Espero que no se pasen y no nos hagan sentir la necesidad de quitarlos de en medio. No me refiero a acabar físicamente con ellos, sino a arrebatarles el poder.

No tengo esperanza en una revolución que les quite el poder a los psicópatas con dinero. Ni creo que tengan cura. Son incapaces de sentir el sufrimiento ajeno, aunque saben actuar como si lo sintieran cuando conviene a sus intereses.
Quizá la solución venga de que hagamos que les interese invertir en resolver las necesidades reales como alimentación, agua limpia, aire limpio o educación.
Entre esos psicópatas ricos hay algunos que son vanidosos además de avaros. Quizá haya que alagar su vanidad para que se sientan importantes ayudando a los demás y de paso les quiten el dinero a los que sólo son avaros. Sé que ellos no tienen escrúpulos por robarse entre si.

sábado, 3 de abril de 2010

Insumisión mercantil

La vida comercial de los que vivimos a principios del siglo veintiuno consiste en un sometimiento contínuo al mercado. Ponemos gran parte de nuestra vida al servicio de las empresas que gobiernan ese mercado. Cuando no estamos sirviéndolas con un trabajo pagado, las servimos con nuestro consumo. No sólo consumimos para cubrir nuestras necesidades ó deseos reales, sino que nos hacen sentir necesidades y deseos que van contra nuestros intereses. Esto lo consiguen mediante métodos de mercadeo muy sofisticados que vencen nuestra voluntad.
Pero creo que hemos llegado a un punto de inflexión en esa tendencia de consumir y trabajar cada vez más. La mayoría de la población ya no tiene sueldo suficiente para mantener tantas empresas innecesarias con el consumo innecesario. Nos vemos obligados a reflexionar sobre lo que podemos comprar y lo que no; el mercadeo no puede dominarnos porque la escasez nos obliga a contener nuestro consumo y despierta nuestro comportamiento crítico.

Me gustaría creer que esta situación de crisis económica mundial va a llevarnos a una economía basada en la producción de bienes necesarios, con menos dedicación de cada persona al trabajo y al cosumo, a cambio de dedicarse más a actividades útiles y placenteras no remuneradas, como el cuidado de las personas, disfrutar de espacios naturales, o cuidar el medio ambiente. Como eso nos liberaría mucho tiempo y nos quedarían más ánimos por estar descansados, surgirían inquietudes nuevas o renovadas, como poblar el mar y el espacio. Estas inquietudes renovarían la economía, surgirían empresas nuevas y los mercaderes volverían a ser felices. Pero entonces nos venderían algo más apropiado a nuestras verdaderas necesidades y deseos, y todos contentos.

Mientras llega esto, la población parece estar protestando con una insumisión mercantil, comprando estrictamente lo necesario y al mínimo precio.

09/08/2009

Reflexiones sobre ética

En busca de fundamentos para el comportamiento ético me hago las siguientes preguntas:

¿Que es para mi una persona?
Necesito creer en la existencia de seres respetables y transcendentes. No necesito que sean almas inmortales como proponen casi todas las religiones.

¿Son personas para mi los animales?
¿Siento como personas los humanos que asesinan por medios violentos o arruinando comunidades?

Propongo un concepto de persona:
El ser vivo que ha superado la lucha por la supervivencia y busca producir más vida a partir de materia inerte, no a partir de destruir otras vidas.

Una definición fácil: El que aplica el provervio popular "vive y deja vivir" .

Este concepto se basa en el comportamiento, no en una naturaleza intrínseca.
Por basarse en algo mutable, puede parecer que unas veces somos personas y otras no.
Suponiendo que, para mi, persona es aquel ser vivo que deja vivir, podría desarrollar todo un código ético, o indagar en la culrura humana para componerlo. Quizá me encuentre con algun código de conducta que se adapte a mi forma de pensar, o que se "anuncie" tan bién que me fascine, pero prefiero desarrollarlo.

No pretendo hacer un código de conducta para los demás, sino hacerlo pensando en aplicármelo sólo a mi.

Las normas de conducta quiero hacerlas en unas pocas frases concisas para recordarlas fácilmente. Deben abarcar los siguientes niveles de necesidades:
1.PRIMARIO
2.SEGURIDAD
3.SOCIAL
4.CULTURAL
5.REALIZACIÓN

Una primera propuesta de estas normas:

1.Cuidate sin acaparar.
2.Defiéndete sin agredir primero.
3.Asociate sin excluir por prejuicios
4.Aprende y sé discreto
5.Crea sin imponer

Desarrollo un poco cada nivel:
El nivel primario es el de las necesidades básicas como respirar, comer, abrigo, etc. En este nivel creo ético alimentarme bién sin derrochar, para que haya para todos. Usar el agua y el aire necesarios sin contaminarlos, tener una vivienda digna, pero no ocupar más terreno del que necesito.

En el nivel de necesidades de seguridad tengo en cuenta tanto la integridad física como la seguridad económica, ya que esta última, cuando el reparto es justo, da seguridad gracias a la paz social.
Una riqueza personal grande la considero una agresión a la sociedad, que tendrá derecho a defenderse.


En el nivel de necesidades sociales están las de pertenencia a una familia, a tener amigos, de asociarse para satisfacer necesidades y para el desarrollo personal.
Por tradición, hay muchas asociaciones cuyo fin es vencer a otras. El deporte de competición tiene una apariencia sana, porque puede estimular la convivencia y el acatamiento de normas comunes. Pero, en mi opinión, las sociedades de fin competitivo, incluidos deportes de equipos, fomentan el desprecio del contrario y la justificación de la agresión.

Las necesidades culturales no precisan explicación. No hay límite moral para la cultura que puede adquirir una persona. Pero una persona mal formada éticamente puede ser peligrosa cuando posee conocimientos que le den poder destructivo. Este poder destructivo puede estar tanto en conocimientos técnicos, como culturales, sociales ó económicos.

En cuanto al desarrollo personal, creo ético fomentar las capacidades y la creatividad personales, siempre que no imponga mis creaciones a los demás. Por ejemplo, aunque me creyera un gran filósofo, no tendría derecho a hablar de mis ideas sin que venga a cuento, ni a soltar un rollo a gente que no se interese por ellas.

La máxima vive y deja vivir es genial, pero me da una impresión de pasotismo, de dejar hacer aunque no se esté de acuerdo con el comportamiento ajeno.
Creo que la actitud crítica y activa es tan necesaria como la actitud respetuosa.
Me gustaría dar con una frase que indujera a la actitud respetuosa, crítica y activa a la vez. Un intento:
Vive, deja vivir, da y pide.
Podría valer con sólo estas tres palabras:
DA Y PIDE

07/11/2009
Cuando alguien habla de salvar el mundo, se le tacha de mesiánico, casi siempre con razón, y se le ridiculiza. Pero creo que el impulso por resolver problemas no se debería reprimir sólo porque el problema sea global. Creo que todos tenemos derecho a opinar sobre los problemas de la humanidad y de la Tierra, con el mismo derecho que quien se dedica a la política.
Me gustaría dar con la idea clave para que no hubiera más miseria ni más guerras, que esa misma idea sirviera para enriquecer la Tierra al mismo tiempo que nos servimos de ella.
Puede que la frase DA Y PIDE sea la clave.
Esta frase expresa una actitud activa ante la vida, que sólo permite exigir después de que uno mismo ha dado.
¿Pero cómo aplicarlo a los grandes problemas?. Empecemos por la miseria y el hambre. Si a un pais subdesarrollado donde hay hambruna se le ayuda con comida y a sus habitantes no se les pide luego que aporten su cooperación para desarrollar su pais y devolver el favor, sus habitantes se sentirán despreciados y seguirán en la miseria a la espera de la próxima hambruna. Es necesario introducir a estos paises en el sistema económico global, controlando que no se les explote ni se esquilmen sus recursos naturales.
Es necesario ayudarles, no solo con alimentos inmetiatamente, sino iniciando una producción de alimentos sostenible con el uso de la tecnología más avanzada.
En cuanto al problema de la degradación del medio ambiente, se puede aplicar el mismo principio de dar primero para poder recibir. Por ejemplo, si fertilizamos y cuidamos los desiertos, la vegetación que produzca absorberá CO2 y producirá alimentos.

Calumniar ó trabajar

¿Que es lo que mueve a una persona a calumniar?
Todo el mundo diría que es el odio, pero no aclararía nada porque las causas del odio son tan extrañas como las de la calumnia.
Pero el odio es un sentimiento y la calumnia un acto. Es hacer daño social usando una falsedad.
Tengo compañeros/as de oficina capaces de perder media jornada laboral hablando mal de sus compañeros, incluso haciendo corrillos por los pasillos y haciendo perder el tiempo a otros que caen en sus temas de comidillas porque a su vez están deseando sacar sus propias calumnias. Normalmente escojen como víctima al que no les sigue en ese juego y no tiene un grupo de cómplices con los que calumniar en vez de trabajar.
Como la víctima no se defiende con sus mismas armas se creen inmunes.
Pero si se es la víctima de calumnias, creo que es mejor no responderlas a cada delincuente por separado, porque cualquier conversación con ellos da pie a nuevas versiones tergiversadas y calumniosas de lo que se les diga.
Me gustaría resolver el problema en la raiz, por lo menos cuando me atañe. Una solución sería responder en el mismo ámbito en que se produce la calumnia, pero hablar de ello en el trabajo es caer en el mismo vicio y darles argumentos a los calumniadores.
Reflexionar a solas y escribir me calma en parte la indignación, pero no resuelve el problema.

Quiero sentirme en la piel del calumniado para entender el problema.

Creo que cuando tenemos mala conciencia por los errores que hemos cometido, buscamos apoyo social, personas que nos disculpen. Las disculpas nos suelen venir de personas que a su vez quieren olvidarse de sus culpas buscando errores reales o supuestos cometidos por un tercero.
Con esta complicidad nacen amistades en el trabajo que no se rompen por muchos errores que cometas, hasta que le causas problemas con tus errores al supuesto amigo o cómplice de calumnias. En ese momento te ganas un enemigo más feroz que los anteriores y con argumentos auténticos con los que atacarte y mucha vida calumniosa que criticar y difundir.
Creo que esa es la situación mental del calumniador habitual.

Si esta situación tiene solución, creo que cada uno se la puede aplicar a si mismo, pero es muy dificil hablar francamente con un calumniador y salir ileso.
Por eso voy a buscar una solución para mi mismo, porque todos caemos en ese vicio en algún grado.
Creo que la mejor actitud es la de resolver los errores propios y no ocuparse de los errores ajenos más que cuando interfieren en nuestro trabajo. Y en ese caso, no dirigirse a terceros que no intervienen en la solución, sino a quien tenga la responsabilidad de tomar decisiones para resolverlos.

jueves, 1 de abril de 2010

Granja de hongos

En lugar de comer carne, que tiene un coste ambiental enorme, propongo obtener la mayoría de las proteinas de hongos cultivados en simbiosis con plantas.
Los beneficios de la micorrización de los árboles ya son reconocidos desde mediados del siglo pasado y se promueve esta simbiosis de hongo y planta en muchos cultivos.Por ejemplo, el pino apenas viviría más de dos años si no estuviera en simbiosis con un hongo que le transporte el agua y minerales a sus raices. Este hongo suele ser el níscalo, que es una seta comestible de color anaranjado.

Mi propuesta es hacerlo a gran escala con setas comestibles. De esta forma, los bosques madereros, explotados de forma sostenible, sin cortar más que una entresaca periódica, pueden ser además un productor de alimento que evite en parte el sacrificio de animales y el costo ecológico de la ganadería.

Estoy seguro de que se podrían utilizar los hongos en simbiosis con cualquier cultivo, no sólo el forestal.
Esto podría llevar a una agricultura más respetuosa con el suelo. En lugar de arrasarlo con arados, se podrían sembrar hongos comestibles adecuados junto las plantas que se quieren cultivar. El micelio del hongo coloniza el terreno en profundidad, conserva el agua y retiene el suelo formando una malla, además se une a las raices para aportarles agua y minerales a cambio de alimento.
El riego gota a gota ya lo inventaron los hongos. Creo que se podría probar a regar huertos mediante micelio conectado a un suministro de agua. Segúramente se podrían sustituir sistemas complicados y caros de riego por la estructura de microtubos que forma el micelio de los hongos.

Canal salado

Muchas veces he pensado en formas de cultivar los desiertos tropicales cercanos a una costa.
Si se pudiera transportar agua salada de forma constante por canales a través de los desiertos, la evaporación de esos canales humedecería el aire y se condensaría en la tierra por la noche. El canal acabaría de nuevo en el mar llevándole agua algo más salina. Sería como una desalinización sin necesidad de maquinaria, alimentada por la energía de las mareas.
Propongo un método de bombeo de agua del mar basado en las mareas y en la energía cinética del agua impulsada por la subida de la marea a lo largo de un canal.
Un dique en la costa que forme un canal que se va estrechando y al final sube en rampa, podría hacer que el agua aumentara de velocidad al estrecharse el canal cuando sube la marea. Esta velocidad le permitiría ganar varios metros de altura hasta un depósito, y de allí el agua circularía por acequias a través del desierto.
Todo el mundo ha admirado la altura que toma el agua cuando una ola rompe sobre una fisura de un acantilado. Se trata de usar este efecto en una estructura artificial en forma de embudo que emboque el agua hacia un depósito alto.
Habría que tomar precauciones para que la corriente no sea un peligro para animales ó personas que porían verse arrastrados. La solución puede ser un enrejado situado en el embudo donde no sea demasiado estrecho, para que la corriente no sea excesiva y permita salir nadando.
En el embudo se podría pescar con red fácilmente.

martes, 30 de marzo de 2010

Ballenas fertilizadoras

En un reportaje acerca de las ballenas vi que mordían el lodo marino.
No he sabido de ninguna explicación a ese comportamiento, aunque se sospecha que es para reponer minerales.
Yo creo que hay un efecto sobre la ecología global: que fertilizan la superficie con los minerales del fondo.
Hace un siglo eran millones las ballenas, ahora son unos pocos miles.
Creo que el efecto ecológico del exterminio de las ballenas merece ser estudiado. Supongo que se ha desertizado buena parte del mar debido a la falta de los minerales que transportaban del fondo a la superficie.

domingo, 28 de marzo de 2010

Sol vivo

¿No es asombrosa la estabilidad de nuestro Sol, que ha permitido la evolución de la vida en la Tierra desde hace miles de millones de años?
No creo que haya muchas estrellas que den unas condiciones para la vida de forma tan contínua y estable como la nuestra. Cualquier variación de brillo sería catastófica y sin embargo las únicas grandes extinciones registradas parecen provenir del choque con asteroides.

Se me ocurre una explicación fantástica, sin saber si puede tener base científica. Me imagino un control biológico del sol, similar al control que hace la biosfera terrestre sobre la Tierra.

En torno a la fina capa de la biosfera, la temperatura baja con la altura hasta la estratosfera, donde vuelve a subir con la altura, hasta alcanzar miles de grados. Aunque estamos rodeados de temperaturas altísimas, y el interior de la Tierra también está caliente, la vida controla su entorno y disfrutamos de una temperatura adecuada para vivir.

En el sol puede ocurrir lo mismo, aunque a una escala diferente de presión, temperatura y de pesos atómicos.
Supongamos que los productos de la fusión nuclear, al hundirse en el sol por ser átomos pesados, provocan nuevas fusiones en átomos aún más pesados gracias a las presiones cercanas al núcleo. Supongamos que estas reacciones son enormemente endotérmicas, que absorben el calor que llega de las capas mas exteriores donde se produce la fusión exotérmica de hidrógeno.
Se podría formar una capa de átomos mucho más pesados que los que podemos sintetizar con las técnicas actuales y que sean muy estables en esa capa de presiones colosales y temperatura moderada.
Me imagino una química totalmente diferente de la nuestra en ese entorno. Los electrones estarían prácticamente libres, formando un líquido superconductor en el que nadarían nucleos gigantescos y maleables, que oscilan, se estiran y se unen formando fibras y redes de materia nuclear. Estos nucleos, al unirse y despegarse absorben o desprenden energía, estabilizando la temperatura de su medio.
A medida que se ha ido formando esta capa de materia nuclear condensada, van creciendo redes de la misma. La comunicación de sus cambios físicos ocurre casi a la velocidad de la luz en una red de protones y neutrones, de manera que la red absorbe inmediatamente cualquier cambio brusco en su ambiente.
Esta comunicación y estabilidad favorece la evolución de estructuras complejas y estables que se comunican información instantáneamente. Es fácil imaginar que un entorno así produzca seres inteligentes en poco tiempo. Estos habitantes solares aprenden a controlar su medio para hacerlo aún más estable y permitirles vivir durante la vida del sol. Como efecto colateral, esto nos ha dado a los terrícolas la estabilidad suficiente para vivir.

Quizá las manchas solares periódicas son un medio de regulación controlado por los habitantes del sol (helicolas). O quizá son los efectos visibles de sus despegues en sus viajes al espacio exterior.

Si existieran los helícolas ¿hasta qué punto antepondrían nuestra supervivencia a sus actividades?. Si una actividad suya resulta catastrófica para nosotros ¿les importaría más que a nosotros el pisar una hormiga cuando caminamos?
Sospecho que si existen nos tienen en cuenta y nos protegen, porque si no yo no me haría la pregunta.
Pero no creo que nos protejan sólo por nosotros. Supongo que si fueramos un peligro para la vida de la Tierra nos exterminarían o al menos nos quitarían el poder de dañar la biosfera.