sábado, 25 de febrero de 2012

Prensa hidráulica geológica

En geología, las condiciones del manto terrestre se suponen a partir de métodos muy indirectos, por ejemplo sometiendo materiales a las presiones de un yunque de diamante. De esto los geólogos suelen deducir que algunos minerales que la erosión deja al descubierto, que sólo podemos sintetizar bajo grandes presiones, incluido el diamante, se produjeron a grandes profundidades y que han salido a la superficie gracias a los movimientos de convección del manto.

Este empeño en buscar explicaciones "profundas" pero indemostrables a lo que ocurre en la superficie, en vez de buscar soluciones cercanas, superficiales y fáciles de demostrar, solo para darle importancia a la sagrada convección del manto terrestre, me hace reaccionar como aficionado a la geología con ganas de contradecir lo que se da por sabido aunque no esté probado. Por eso planteo una explicación alternativa a la aparición en la superficie de minerales que precisan de presión para formarse. Seguramente habrá más alternativas sin recurrir a lo profundo y a la fe en los gurús de la geología que predican el poder del más allá de la litosfera, desconocido para todos los mortales.

Como se demuestra por medios artificiales, no es necesaria la profundidad para alcanzar grandes presiones. Uno de los aparatos con los que se consigue elevar la presión es una prensa hidráulica. Creo que en la naturaleza también pueden producirse prensas hidráulicas que permitan la formación de rocas que se suponen creadas a grandes profundidades, como las ofiolitas.
Si una bolsa de magma, ó cualquier otro fluido estuviera en comunicación con una chimenea que se acercara a la superficie y tuviera paredes de roca dura, un aumento leve en la presión de la bolsa podría desplazar materiales por la chimenea como impulsados por el pistón de una prensa hidráulica. En la chimenea se comprimirían los materiales hasta alterarlos del mismo modo que si hubieran estado a una gran profundidad. Después de formadas estas rocas a presión, la erosión del "molde" que las contuvo las deja al descubierto.

Estos cambios de presión sobre la bolsa de magma pueden tener causas externas, por ejemplo la sedimentación. Un aumento del espesor de sedimentos situados sobre la bolsa podría impulsar una bomba hidráulica natural en un tiempo geológicamente breve.
Incluso puede no ser necesaria una bolsa de magma y que baste el agua atrapada en los sedimentos para transmitir la fuerza entre dos pistones naturales formados por capas de roca.


sábado, 18 de febrero de 2012

Los hongos como origen de las plantas vasculares



Propongo una idea acerca de la evolución de las primeras bacterias fotosintéticas a las plantas pluricelulares y de estas a las plantas vasculares en la que los hongos serían los que le dan sustrato y forma a las plantas.

Actualmente se puede observar una situación similar en los líquenes, que son colonizadores de medios difíciles para la vida, lejos del agua. La estructura del líquen la da un hongo, que con su red de fibras llamada micelio protege a algas unicelulares y les permite vivir a salvo de la desecación, en simbiosis con el hongo, que se alimenta de los productos del alga.

Creo que sería posible que las primeras formas estables de las plantas las hayan dado los hongos, con su red de hifas, el micelio. Incluso pienso que la evolución de las primeras plantas eucariotas se pudo dar por intercambio genético o por endosimbiosis de algas con hongos.

Las hifas, las fibras de que están hechos los hongos, constan de una sóla membrana celular tubular, con múltiples núcleos celulares repartidos en sectores comunicados entre si, de manera que el micelio es como un sistema vascular formado por tubos de diámetro microscópico, por donde se redistribuye el alimento y el agua.
Me imagino que se pudo dar una estructura de micelio con formas similares a las algas acuáticas, que creciera en simbiosis con algas unicelulares en un medio acuoso. Los hongos son muy difíciles de detectar en el mar. He leido que a menudo, para detectar los hongos marinos es necesario hacer un análisis genético del sustrato. Quizá estén formando parte de las algas y no los distinguimos.
Otros hongos pudieron dar forma a las primeras plantas vasculares, constituyéndose sus hifas en los primeros vasos para transportar el agua y los nutrientes por la planta.

Se me ocurre que es posible que los hongos aún estén presentes como un endosimbionte de los organismos superiores, como las plantas vasculares y los animales.

Me planteo si serían los hongos los primeros seres vivos con núcleo que produjeron organismos pluricelulares.

Quizá las plantas son hongos que han aprendido a cultivar algas dentro de sus células.

Quizá los animales somos hongos que hemos convertido algunas hifas en fibras musculares. Las fibras musculares, como los hongos, contienen múltiples núcleos dentro de una misma membrana celular y crecen o se regeneran muy rápido, como las fibras del micelio.

26/04/2011, modificado y publicado el 18/02/2012

________________________________________________

Parece haberse demostrado que un microorganismo capturó cianobacterias en su célula y dió origen a algas y plantas:
Se demuestra la evolución por endosimbiosis


21/02/2012