sábado, 24 de noviembre de 2012

Todos vivimos en Gaza

Un día después  iniciarse la tregua los soldados israelíes matan a un palestino desarmado y encerrado tras las vallas que rodean el pequeño trozo de de su país en el que les permiten sobrevivir a los palestinos, con la amenaza constante de que por el capricho de cualquier militar nazi del estado israelí se les pueda disparar impunemente en cualquier momento.
No pueden quedar sin castigo y armados los que son un peligro para la vida y la libertad. El vestir uniforme o pertenecer a un estado reconocido no da derecho a disponer de la vida o de la libertad de personas inocentes que han sido desposeídas a la fuerza de su país y arrinconadas en un terreno minúsculo sobre el que apuntan constantemente las armas de los militares.
Si consentimos esto que ocurre en Palestina, el futuro que nos espera es que todo el mundo sea un gran campo de concentración en manos de los que se imponen por la fuerza.

domingo, 18 de noviembre de 2012

Nazismo en Israel

Israel está bombardeando Gaza. Se sabe de más de 50 muertos por los bombardeos,  todos ciudadanos inocentes entre los que hay varios niños. Los israelíes se excusan en que los palestinos les han lanzado cohetes, como si pudiéramos olvidar que hace unos días Israel mató a un líder palestino sin que se sepa que hubiera provocación. Ahora se temen nuevas masacres sobre los palestinos si el ejército israelí asalta Gaza por tierra.
Los estados que lideran el capitalismo caníbal apoyan a Israel en estos crímenes contra la humanidad diciendo que Israel tiene derecho a defenderse. ¡No se puede ser más cínico!

La franja de Gaza la están usando los nazis israelíes como usaban algunos nazis alemanes sus campos de exterminio de judíos, para prácticas de tiro.
No podemos consentir que surja un nuevo poder nazi, da igual que su religión sea católica o judía.
Creo que fue un error catastrófico que occidente consintiera el expolio de Palestina por una comunidad extranjera que consideró legítima la invasión en base a que su Dios les prometió esa tierra. Por esa razón cualquiera puede inventarse un dios cuando quisiera legitimar sus crímenes.
Creo que el consentimiento de los europeos a la formación del estado israelí se debió a algo irracional, la mala conciencia por el trato discriminatorio hacia los judíos durante toda la historia. Además, se querían quitar de encima a personas que les resultaban incómodas porque tenían mucho que echarles en cara. Pero solo trasladaron el mismo problema a una comunidad distinta, la comunidad palestina que fue expulsada de su tierra. Ahora, como entonces, toca defender al débil, al indefenso, frente a los asesinos nacionalistas, aunque sean de la misma religión que las personas que los occidentales discriminaban históricamente.

sábado, 17 de noviembre de 2012

Podemos parar la guerra

La situación extremadamente violenta en Siria y Palestina puede tener muchas consecuencias sobre todo el planeta. Dependiendo de como reaccione la comunidad internacional podemos tener una solución a largo plazo que podría mejorar no sólo la seguridad de la zona, sino una salida de la crisis financiera, o por el contrario podemos tener una extensión del conflicto hasta que se convierta en una guerra mundial crónica donde los ricos nos sometan a todos por las armas y nos mantengan en una guerra contínua contra nuestros semejantes, obedeciendo ciegamente a jefes militares impuestos por ellos.
Los ricos ya ni siquiera intentan convencernos con razones políticas para actuar en contra nuestra. Saben que no pueden borrar de nuestra memoria lo que han hecho y que los medios de información han crecido tanto que no se puede ocultar su comportamiento depredador, de manera que ya actúan con cinismo y violencia descarada. Lo demuestran apaleando manifestantes, bombardeando ciudades, expropiando a los indefensos, privatizando servicios públicos. En fin, que se mire por donde se mire vemos muestras de la guerra unilateral que nos han declarado.
Las soluciones que pueden imaginarse son al menos tantas como el número de personas que se propongan solucionarlo, pero debe haber acuerdo entre los sujetos para que las acciones que afectan a todos sean eficaces. El arma más poderosa de los codiciosos es nuestra desunión, así que para defendernos de ellos lo primero que debemos buscar es el modo de unirnos. En la historia hay múltiples ejemplos de como se han unido las personas para defenderse tanto de enemigos humanos, como de desgracias naturales. El ejemplo con más éxito es el de las religiones. Aunque soy ateo tengo que reconocer que los líderes religiosos han sabido unir a grandes masas y mantener la unión durante muchas generaciones, de modo que hay mucho que aprender de su técnica. Creo que la base de la técnica de seducción de las religiones consiste en hacer creer a las personas que hay verdades que son independientes del comportamiento de personas particulares, que permanecen inmutables incluso después de la muerte de los creyentes. Antes de la ciencia moderna las desgracias naturales y la locura humana hacían casi imposible encontrar algo seguro, de modo que era fácil entregarse a la seguridad que daban las mentiras religiosas. Pero hoy día estamos mejor informados y podemos buscar la seguridad en el conocimiento científico, que no sólo predice los fenómenos naturales, sino que también permite que nos alimentemos tantos miles de millones de humanos sobre la Tierra.
Si hay algo que nos pueda unir hoy día a la población mundial es la seguridad que nos da la ciencia.
También los codiciosos han usado la ciencia para dar una justificación a sus agresiones en base a una selección natural basada en la extinción de los débiles, pero está más demostrada la evolución por simbiosis y por la colaboración de los débiles para vivir de su entono y para defenderse de los depredadores.
La evolución por colaboración está demostrada desde la unión de dos hebras de ADN para formar la doble hélice hasta la formación de las sociedades humanas, pasando por la unión de seres unicelulares para formar organismos complejos. La eficacia de la colaboración está demostrada, mientras que la depredación es un subproducto de la escasez de alimentos, un resto del canibalismo.
Juntos podemos parar la guerra mundial en que nos tienen los ricos durante toda la historia, la ciencia está con nosotros, mientras que de su parte sólo hay creencias y violencia.

¡A por los depredadores, que son pocos y cobardes! 

¡Hasta que se reformen en 
las cárceles ó hasta que se pudran en ellas!

sábado, 10 de noviembre de 2012

Que se suiciden los banqueros

El dinero como arma de los banqueros
ó
Que se suiciden los banqueros
Ayer una vecina de mi pueblo se suicidó cuando iban a echarla de su vivienda. La suya fue una reacción equivocada, y supongo que no reflexionó. Lo primero siempre debe ser la conservación de la vida, mientras haya esperanza de que esa vida sea digna. No creo que la pérdida de la vivienda sea en ningún caso equiparable a la situación de un enfermo terminal con dolores insoportables que busca una muerte digna. Pero no cabe duda de que una situación como la de los desahucios puede desencadenar reacciones imprevisibles debido a una situación emocional extremadamente intensa. Para lo único que sirvió esa muerte fue para que los que recibimos la noticia nos movilizasemos en contra de las prácticas bancarias agresivas. Fuimos muchos miles los que nos manifestamos ayer por las calles de Barakaldo, demostrando que no somos indiferentes a la violencia, venga de donde venga, de las armas o de la banca.
Los bancos hoy día se dedican en gran medida a robar el dinero a la población trabajadora y entregárselo a los que ya tienen dinero de sobra. Estos lo invierten sobre todo en nuestro perjuicio. Entre sus inversiones está la de reforzar la seguridad para retener el dinero mediante armas,  destinadas a masacrar la población si se rebela, como ocurre en Siria. Los bancos, con ayuda del aparato judicial y las fuerzas de seguridad actúan como los peores enemigos de la población. Han convertido el dinero en un arma que ellos acaparan en lugar de permitir que circule para cumplir con su auténtica función, la de facilitar el intercambio de bienes y servicios entre los ciudadanos.
La solución más evidente a está situación parece la de desahuciar a los bancos corruptos con supuestas pérdidas. En vez de solucionarlo, el gobierno actúa como enemigo de la mayoría y nos quita el dinero, con más impuestos y más recortes sociales, para dárselo una y otra vez a los mismos bancos que se declaran insolventes después de hacer desaparecer el dinero que nos han robado a todos con sus prácticas usureras y con desahucios a punta de pistola.
Nuestra reacción ante las injusticias de los ricos no puede ser el suicidio, sino combatirles por medios pacificos hasta que solucionen la crisis que han creado, o hasta hacerles la vida insoportable. Si luego el banquero de turno se suicida, yo no me manifestaré lamentándolo.
Pero no les demos el gusto de justificar el uso de sus armas. Luchemos con métodos pacifistas. Gandhi demostró que es el método mas efectivo para luchar contra los opresores.

sábado, 3 de noviembre de 2012

Más ciencia en el poder

Aunque el huracán Sandy en Estados Unidos ha producido muchos daños materiales, la cantidad de víctimas que ha producido, unas pocas decenas, ha sido mucho menor de lo que hubiera sido en un país pobre con la misma densidad de población que la zona afectada. Aún no se saben, y quizá nunca se sepan las verdaderas consecuencias que ha tenido en Haití, por donde también pasó hace unos días, pero ya se habla de problemas de falta de alimentos, mientras que en Nueva York la bolsa abre a los pocos días de las inundaciones.
La injusticia en el tratamiento de las noticias por los medios de comunicación está en relación a la injusticia en el reparto de la riqueza.

Es fácil sospechar que la frecuencia de los huracanes ha aumentado debido al calentamiento global y que la franja de latitudes a la que ocurren sea más amplia debido a este mismo calentamiento.
La predicción de la catástrofe ha permitido salvar vidas en EEUU. Si se hiciera tanto caso a las predicciones de los científicos en cuanto a problemas a largo plazo como el calentamiento global, quizá tendríamos esperanzas de dejar a nuestros hijos un mundo en buenas condiciones y de resolver los problemas ambientales y económicos en lugar de trabajar para aumentar la riqueza de los ricos, en contra del interés común.

¿Para cuando esperan los científicos con conciencia social para meterse en política y quitar del poder a los inútiles impuestos en él por los ricos usando la mecánica pseudodemocrática y la financiación irregular de partidos?
Los científicos tienen todo lo necesario para hacerlo bien: método científico, costumbre de trabajar, pasión por la verdad y conocimientos. La sociedad está esperando que se presenten personas trabajadoras y capaces como candidatos en vez de los peleles de los magnates. Sólo falta que formen un partido. Seguro que son capaces de crearlo, porque su trabajo diario ya les exige cumplir tareas mucho más difíciles.

11/11/2012
El cambio climático es más rápido de lo previsto según este artículo de Scientific American.