viernes, 30 de mayo de 2014

Buscando el río. En un volcán.

Sigo buscando en mi imaginación un río que diera origen al primer ser vivo.

En los tiempos en que se formó la Tierra se supone que la temperatura de la superficie debió de ser muy alta, demasiado alta como para sustentar la vida que conocemos. Quizás el único lugar donde se darían las condiciones suficientes para la vida estaría a mucha altitud, por encima de las nubes y los gases de efecto invernadero. Un lugar con el cielo lo bastante despejado como para radiar suficiente calor al exterior como para bajar la temperatura hasta un nivel que permitiera la estabilidad de las sustancias orgánicas.
En aquellos tiempos, con la corteza terrestre recién formada, esta era demasiado delgada y frágil cómo para originar por plegamientos de sedimentos montañas como las actuales, de manera que los únicos lugares tan altos como para estar fríos serían las cimas de los volcanes.

Las altas temperaturas harían que la atmósfera inferior estuviera saturada de vapor de agua. En las capas más altas de la atmósfera este agua se condensaría y precipitaría, como ahora. La lluvia formaría ríos desde las cumbres de los volcanes.
En mi opinión el lecho de un río es el lugar idóneo para que se genere la vida espontáneamente, sin sembrarla. El agua pone en contacto con el lecho miles de sustancias distintas. Algunas de estas, de las que la ciencia clasifica como orgánicas por estar basadas en el carbono, aunque sean de origen mineral, pudieron adherirse al lecho. Luego otras similares, traídas por la corriente, se unirían a las primeras.
Muchas veces las combinaciones entre las sustancias fijas y las móviles serían efímeras, pero pudo darse por azar una combinación estable, que acumulase más materia similar, que creciera. Al desprenderse un fragmento, este repetiría el proceso adhiriéndose al lecho del río aguas abajo. Quizás el viento y la lluvia transportase algunos descendientes aguas arriba, asegurando la repoblación del hábitat original y devolviendo vida al río en caso de extinción.

Sería una forma primitiva de vida, similar al verdín de los ríos, o a una biopelícula, pero muy simplificada y microscópica. Quizá ni siquiera tuviese una membrana celular.

A medida que evolucionase se haría más resistente a los cambios ambientales y conquistaría otros entornos hasta entonces inhóspitos.

Suponiendo que esto hubiera ocurrido en un volcán ancestral,
esa adaptabilidad de los primeros organismos, combinada con el enfriamiento de la Tierra, les habría permitido a los seres vivos poblar toda la superficie del planeta, empezando por los montes más altos y acabando, de momento, en las fosas marinas más profundas.

martes, 27 de mayo de 2014

Que no nos representan ¡Que no!

Los políticos profesionales, a sueldo de los magnates de la especulación, están ahí, en sus cargos, gracias a campañas financiadas ilícitamente por los que nos roban en el sueldo, en defraudación fiscal y en evasión de capitales.

Aún con los apoyos incondicionales de los ricos, los políticos tradicionales que no representan a su país sino a los intereses de quienes les financian han fracasado en estas elecciones europeas dentro del estado español. Ya están tardando los financieros en despedir a la casta política obsoleta y financiar a los partidos de izquierda nuevos como Podemos, Ezkerra o Bildu que si representan el poder de las masas. A los especuladores les conviene cambiar de bando si no quieren que los arrollemos política y económicamente.

lunes, 26 de mayo de 2014

La abstención de la izquierda ha regalado el poder a los fascistas en la Unión Europea

En europa ha ganado la derecha por abandono de la izquierda. Los fascistas como los seguidores del Frente Nacional en Francia nunca renuncian a su derecho a votar, el mismo derecho que negarían a sus contrarios si pudieran. A pesar de ser una minoría, los fachas actúan como un ejército, con obediencia ciega a sus líderes, mientras que a la izquierda nos pierde nuestra desunión y desánimo, así que en caso de mucha abstención arrasan con todos sus votos intactos.

Al menos hay esperanza de que algunos partidos pequeños y nuevos de izquierda, como Podemos o EH Bildu, han conseguido algunos escaños y llevarán una representación más auténtica de los ciudadanos al parlamento europeo.

viernes, 23 de mayo de 2014

Abstención colaboracionista

Europa está en manos de caraduras que han acaparado poder y dinero. La Unión Europea tiene muchas ventajas para sus ciudadanos, sobre todo en cuanto a convivencia pacífica de sus paises, pues nunca han conocido una paz tan duradera como la actual. Pero esta unión es una tentación irresistible para los ambiciosos de poder y dinero, que la aprovechan para convertir sus empresas y bancos en imperios del mercado y las finanzas. Con sus imperios económicos y manipulando las leyes nos arruinan y someten sin necesidad de armas los países pequeños. De hecho nos quitan la capacidad de decidir en nuestro propio país.

Los ciudadanos comunes, los que no tenemos más poder que el voto y la protesta, no podemos renunciar al voto. Esa renuncia sería un acto de colaboración con los que no dudan en arruinar a la población con tal de imponerse.

Los partidarios de la derecha se abstienen menos que los de la izquierda. Al ser menos críticos con sus superiores, actúan como un ejército fiel de soldados descerebrados.

Aprendamos de lo único bueno que tienen los de derechas, su unión, y votemos todos los ciudadanos de izquierdas en estas elecciones europeas.

lunes, 19 de mayo de 2014

Garoña, empecinamiento mortal

Leo en El Diario que Nucleonor solicitará la reapertura de la central nuclear de Santa María de Garoña.

Cualquiera mínimamente informado de los peligros que supone esa central obsoleta, que es igual que los reactores autodestruidos en Fukushima, demostrando que son muy vulnerables a los terremotos, se escandalizaría ante esta noticia.

Cualquier central nuclear es nefasta por sus residuos. Pero estas como la de Garoña son además muy inseguras por su tecnología obsoleta.
Su reapertura no obedecería ni siquiera a su rentabilidad, porque se van a tener que gastar en seguridad, remodelaciones y reparaciones más de lo que ganen con la energía. El propósito de la derecha que está en el gobierno político,  en el gobierno económico y en el gobierno militar, bajo los que estamos los súbditos del reino fascista de España, es de demostrar quien manda, al mismo tiempo que  someten a la población con el terror.
Quizá los súbditos españoles no estén en este momento en condiciones de defenderse de los fascistas que pretenden reabrir Garoña, porque estamos desunidos desde 1939, año desde el que perdemos continuamente la guerra civil que mantienen los nacional católicos unilateralmente. Pero los europeos de los paises democráticos también sufrirían un desastre nuclear más que probable de Garoña. Me dirijo a ellos para que se defiendan ellos que si pueden. Aunque no lo hicieran por nosotros, nos conviene que paren la locura de poner en marcha la enorme bomba nuclear sucia que es esa central.

La humanidad no se puede permitir más desastres como el de Fukushima, que aún no sabemos cuando acabará.

DESMANTELAMIENTO DE GAROÑA ¡YA!

jueves, 15 de mayo de 2014

Calentamiento global y gestión pública de la Tierra

Se acaba de publicar que la península antártica está ascendiendo quince milímetros al año.

Se da por seguro que es debido al deshielo. Al bajar la presión del hielo sobre la corteza terrestre, esta asciende por estar flotando sobre capas más densas y maleables. Este ascenso se esperaba a una velocidad mucho menor, lo cual  me hace pensar que el deshielo tan repentino ha provocado cambios trascendentales a mucha profundidad. Quien sabe si estamos provocando un vulcanismo extremo que puede acabar pronto en una catástrofe global mucho peor que el cambio climático. Hay registros geológicos de calentamientos repentinos del clima seguidos de una actividad volcánica extraordinaria.

El deshielo de la Antártida se debe al calentamiento global provocado por los gases de efecto invernadero emitidos por la quema de combustibles minerales como el carbón, el gas natural y el petróleo.

Las causas y las consecuencias del calentamiento global están probadas por los científicos desde hace décadas. Sin embargo la mayoría de las personas que llegan a cargos políticos siguen sin tomar decisiones para resolver este problema, demostrando que no han llegado a su cargo con el propósito del bien común, sino de sacar provecho para si mismos a corto plazo.

Las consecuencias de esta desidia ya son catastróficas. No podemos dejar en manos de especuladores la gestión de nuestro planeta, y tampoco del azar de la naturaleza, que ha demostrado no tener buenas intenciones para con los humanos, quizá  simplemente porque no tiene intenciones en absoluto. De momento nadie ha demostrado la existencia de una providencia divina, así que tampoco deberíamos esperar que la solución venga del cielo.

Esta actitud de no tomar decisiones ante el diagnóstico de los científicos sería impensable en el caso de que los médicos nos diagnosticaran un cáncer, porque  en ese caso la decisión sería individual y no podríamos delegar nuestra responsabilidad.  Pues en este caso toda la humanidad debería actuar como un sólo individuo, porque las consecuencias del calentamiento global nos afectarán a todos y nadie va a decidir por nosotros, mucho menos los políticos convencionales.

Si para algo nos puede servir el fenómeno gigantesco del calentamiento global causado por la actividad humana es para demostrarnos que podemos hacer cambios significativos a nivel planetario. Si,  en lugar de hacer este cambio dañino por nuestra acción descontrolada, nos propusiéramos parar el calentamiento y cambiar el mundo a mejor, está demostrado que podríamos. Pero para eso debemos tomar decisiones en común que nos beneficien a todos y trabajar todos en el mismo sentido.  Para ello es imprescindible tomar el poder que ahora está en manos de los grandes especuladores, como los propietarios de las compañías petroleras y mineras, que roban recursos naturales y nos los venden caros, extraen más carbón del que la fotosíntesis puede reciclar. Otros cómplices son los bancos que les financian sabiendo que la materia prima les sale gratis. Para asegurarse de que nadie les impide sus manejos, fábrican suficientes armas cómo para mantener aterrorizada a la población o para invadir los países donde estén los recursos naturales más lucrativos y fáciles de obtener, como el petróleo.

Hay medios de sobra para que toda la población mundial se comunique entre sí y forme organismos de gobierno mundial independientes de las estructuras obsoletas y corruptas de los estados. Sólo falta superar el miedo a la vigilancia de los poderosos. Quizá serviría para vencerlo actuar unidos y coordinados. De esta forma no podrán contraatacar a todos a la vez. Ellos son pocos y cobardes. Además, lo que propongo ni siquiera es violento ni ilegal, sino una obligación de todo ciudadano. Se trataría de vigilar y denunciar entre todos a los pocos poderosos hasta meterlos a todos  los grandes delincuentes en la cárcel por las múltiples ilegalidades que deben de haber hecho para llegar a acaparar tanta fortuna.

P.D.:
El grado de levantamiento de la Península Antártica en unas décadas es tan sorprendente porque es lo que los científicos esperan que ocurra durante milenios en una situación similar.
Sugiero que puede estar ocurriendo una fusión por descompresión del manto más superficial. Aunque la presión del hielo derretido no fuera muy grande, la superficie es enorme. Al ser rígida la corteza, la presión se puede concentrar en algunos puntos, formando una prensa hidráulica natural. La pérdida de presión en esos puntos puede actuar succionando magma. Si se produjera esta fusión podría llevar a una situación de realimentación positiva de la misma, porque el material fundido, al moverse por convección, transportaría calor desde más profundidad.
Si esta fusión en cadena acaba fracturando la corteza podría originar una nueva grieta similar a las que están en el centro de la cordillera transoceánica.

Hace unos millones de años ocurrió un calentamiento repentino del clima seguido de una extinción de muchas especies. Se cree que coincidió con una etapa breve de vulcanismo masivo. Quizá estamos cerca de una situación similar.

sábado, 10 de mayo de 2014

Europa en manos de caraduras

La Unión Europea se ha ido convirtiendo en un medio de cultivo de caraduras que han visto la oportunidad de ampliar los imperios económicos de las multinacionales y bancos que poseen. Los magnates de la especulación, con mucha experiencia en comprar el poder político de los estados, tienen un verdadero chollo en una Unión Europea porque cada vez se parece más a un estado centralista y corrupto. Sus instituciones gobiernan bajo el dictado de los grupos de presión capitalistas, y hasta fascistas. Los ciudadanos y las pequeñas naciones, en cambio, cada vez deciden menos en la Unión.

El que los países  democráticos de Europa se unieran ha tenido muchas ventajas para todos. La más importante ha sido la paz. La ausencia de guerras en los paises de la comunidad quizás ha sido la más larga de su historia. También son indiscutibles los progresos en democracia, economía y servicios públicos. Por todo ello, la necesidad de  que la Unión perdure me parece fuera de toda duda. Pero los últimos años han puesto en evidencia defectos, que aunque son conocidos en cualquier estado desde la antigüedad, se han permitido en exceso últimamente: la acumulación de poder en manos privadas, el centralismo autoritario y la corrupción de los cargos públicos. Estos defectos han provocado que la crisis financiera provocada por la especulación de los poderosos la hayamos pagado los ciudadanos sin poder rescatando sus bancos privados con nuestros fondos públicos. Nos la han hecho pagar, también a la fuerza, recortando (robando) el gasto público en servicios que ya habíamos pagado y provocando pérdidas de salarios. Han empobrecido tanto a la población, que hemos entrado en un círculo vicioso de la economía por falta de consumo, que provoca el cierre de los centros productivos, esto provoca más paro, los parados consumen menos y se repite el ciclo.

Para evitar que nos gobiernen los caraduras insensibles al daño que provocan es imprescindible que los ciudadanos comunes retomemos el control de nuestras instituciones por medios democráticos, aprovechando todas las ocasiones de ejercer nuestro derecho a votar, desde unas elecciones municipales hasta las elecciones europeas.

Para que los grandes caraduras que se apropian de todo lo público no sigan acumulando poder es necesario descentralizar. El ciudadano tiene muchas más probabilidades de controlar el comportamiento de un gobierno local que el de un estado con muchos millones de habitantes como el español o el alemán, donde las responsabilidades se diluyen y los caraduras alcanzan tanto poder que son inmunes.
Mi ideal sería una Unión Europea compuesta de muchas naciones pequeñas e independientes que ahora no tienen estado propio, como Cataluña y Euskal Herria.
Para conseguirlo no tenemos mejor medio que votar, haciendo uso de la democracia en todas las ocasiones posibles para que no se debilite. Si no, el vacío de poder democrático lo aprovecharán los poderosos oportunistas, fascistas y violentos de siempre, como estamos comprobando que lo hacen a través de sus gañanes Ángela Merkel y Mariano Rajoy.
Por cierto, que el apoyo descarado que hicieron los grandes empresarios españoles a su fiel gañán Rajoy hace unos días, con foto de familia incluida, poco antes de celebrarse las elecciones europeas, me parece tan corrupto como la financiación ilegal que el gran capital ha hecho siempre de las campañas electorales del partido popular.

lunes, 5 de mayo de 2014

Superficies calientes e interiores fríos.

Se tiene por seguro que el interior de los planetas y de las estrellas es más caliente que el exterior, aunque nadie ha podido medir directamente la temperatura en el centro de ningún objeto astronómico mayor que un asteroide.
Lo que sí es comprobable es que la radiación que fluye por el espacio contiene los máximos niveles de potencial que se pueden detectar hasta ahora, los de los rayos cósmicos. Suponemos que estos se generan en catástrofes astronómicas, pero el hecho es que están fuera, no dentro de los astros, y que no está demostrada su procedencia.

En niveles de  potencial más cotidianos se puede apreciar, incluso por los que no somos científicos, que estos se producen en las interfases, en las superficies de contacto entre ambientes distintos por su composición o por su estado físico. Por ejemplo, el calor y la luz más intensa de la llama de una vela no se produce en el centro de la llama, donde esta la mecha, ni en el aire que rodea la llama, sino en la superficie de contacto entre el combustible evaporado y el aire calentado. Ahí se produce la combustión, y a partir de esa superficie la temperatura baja. Hacia el interior se pierde calor en derretir y evaporar cera, hacia el exterior se pierde calor por radiación de luz, por convección del aire y por la expansión de los gases producto de la combustión.

Un ejemplo de generación de calor sin cambio químico aparente se da en el choque de dos sólidos, cómo ocurre al caer una piedra al suelo. La demostración más contundente es que si esa piedra cae desde el cielo el calor producido funde las rocas del suelo. También aquí el calor no se produce  en el exterior, el espacio, ni en el interior, el núcleo terrestre, sino en la superficie, donde se produce el contacto.

Generalmente se estima que  el centro de la Tierra tiene una temperatura de varios miles de grados. Reconozco que no he buscado lo suficiente las razones para esa estimación, pero me resulta difícil de creer y de demostrar, entre otras potentes razones porque hay miles de kilómetros de materia densa entre nosotros y el núcleo terrestre que impiden el acceso a su conocimiento.

Por lo que podemos ver aquí fuera, me parece más probable que el centro de la Tierra tenga una temperatura baja, cercana a la de cualquier roca que esté en la misma órbita. Las temperaturas de que disfrutamos en la superficie y las altas temperaturas de la roca fundida que hay a pocos kilómetros de la superficie me parece más probable que se deban a la interacción con el exterior que a fuentes internas de calor.
Se ha asumido generalmente que los elementos radiactivos calientan la Tierra por dentro. A mi me parece algo muy difícil de probar. Más bien creo que los elementos radiactivos se debieron de consumir casi por completo al poco tiempo de formarse la Tierra. Por ser más pesados, se debieron de concentrar en el centro, bajando mientras la roca fundida se lo permitía, y que aceleraron su desintegración al acercarse entre sí e interactuar con sus radiaciones. Esta fisión rápida de los elementos más pesados y  más fisionables quizá mantuvo la Tierra fundida durante un periodo muy breve. El estado fundido permitió la evacuación de calor por convección en un periodo fugaz a escala geológica. Una vez enfriado el núcleo sólido y solidificado el manto, la evacuación de calor sería mucho más lenta, pero la vida de la Tierra es tan larga, que las fuentes de calor internas deben de ser ya insignificantes comparadas con las externas.

En cuanto al calor de las estrellas, pienso que puede ocurrir de forma parecida, que la fusión nuclear suceda en una capa fina cercana a la superficie, mientras que el núcleo estaría mucho más frío. La materia condensada del interior del sol actuaría como un yunque sobre el que golpearían las partículas externas impulsadas por fuerzas externas.  Pienso que es posible que la superficie de ese yunque no sólo actúe mecánicamente, sino también como catalizador de las reacciones de fusión nuclear, de modo que la temperatura necesaria para esta sería mucho menor de la que ahora se estima que tienen los núcleos de las estrellas.

Para no llamar a engaño a quien me lea sin conocer del tema, insisto en que cuanto escribo sobre ciencia en este blog es sólo mi opinión personal, la de un aficionado a la ciencia, no la de un científico.

P.D.:
De haber una fuente importante de calor en el interior de la Tierra, para mi que la más probable sería la acumulación de elementos pesados fisionables en el fondo del núcleo líquido, sobre la superficie del núcleo sólido. Ahí pueden alcanzar mucha concentración, que aceleraría las reacciones de fisión. Quizá sea esta la fuente de calor que mantiene fundido el núcleo exterior.