sábado, 29 de agosto de 2015

Emigración. Si el dinero no va a la gente, la gente va al dinero

Últimamente las tragedias de emigrantes muertos en masa son terriblemente frecuentes. Esto hace inevitable reflexionar sobre las causas de la emigración y las responsabilidades que tienen los países ricos a donde intentan llegar los emigrantes.

No hace falta ser muy listo para que un poco de reflexión sobre el tema nos lleve a la causa: El robo a los países debilitados, con la consiguiente acaparación de riqueza lejos de donde se necesita.
Actualmente el principal instrumento para el robo internacional son los bancos de los países ricos, seguido de las armas, usadas para dominar países con recursos naturales y para impedir la libertad de movimientos a sus habitantes. Lo que ocurre es un atraco internacional a mano armada  que dura ya muchos siglos.

Toda la emigración que se da ahora la han provocado las élites económicas que viven en países relativamente ricos y en los que se mantiene la paz gracias a que su población tiene cubiertas las necesidades básicas. Las élites han aprendido bien lo que enseñaba Maquiavelo: Cuidar el país donde se vive, para estar seguro, mientras que en las colonias se debe gobernar con crueldad, para explotarlas a fondo.

Los ricos trasladan a las relaciones internacionales su percepción distorsionada de la realidad. Ellos se creen diferentes a los demás y que los otros quieren quitarles las riquezas que consideran suyas. Viven obsesionados con defenderse acumulando cada vez más poder. Como se ven diferentes del resto de la humanidad no les importa asesinarnos a bombazos o por hambre y miseria. Esta visión es la que les justifica poner alambradas en las fronteras y tratar a los refugiados peor que al ganado.  Cuidan su propio país como un jardín que los extranjeros no deben pisar mientras siguen extrayendo recursos del resto del mundo sin importarles degradar su medio ambiente.

La realidad, evidente para la gente sana y bien informada, pero no para los ricos enloquecidos en su mundo cerrado, es que ellos son iguales que nosotros, de la misma especie.  La gente común no debemos tolerar que las élites nos roben, nos asesinen y arruinen el único planeta en el que puede vivir nuestra especie. La realidad es que las fronteras no tienen sentido si buscamos una vida feliz y en convivencia. Las personas tienen derecho a moverse por todo el mundo y cambiar su residencia buscando cubrir sus necesidades, su seguridad o simplemente por capricho, buscando su felicidad sin tener que pagar un hotel y volver a su país por obligación.

Si los ricos quieren seguridad a largo plazo tendrán que soltar lo que han robado ellos o sus antepasados. Tendrán que permitir que el dinero se mueva hacia los países esquilmados o no podrán evitar que sea la población de esos países la que se mueva hacia los paraísos de los ricos y les despierte de su dulce sueño en el que se ven superiores.

jueves, 27 de agosto de 2015

La diferencia de potencial económico hace saltar la chispa nazi en Alemania

La violencia actual de los neonazis contra los refugiados es una muestra alarmante del nivel de xenofobia que hay en Alemania. Los que tienen el poder en el país más poderoso de Europa, al aplastar con sus bancos y su política antisocial a los países más pobres como Grecia, empobrecidos por Alemania, fomentan entre muchos alemanes el odio al extranjero. Merkel y su banda de banqueros violentos están provocando la situación previa a la de la Alemania nazi. Aumentando el capital de sus bancos a costa de empobrecer a los países vecinos, estos caciques crean diferencias económicas entre esos países y Alemania. Los más incultos de los alemanes interpretan esa superioridad económica como superioridad racial, creyendo que se lo han ganado por ser mejores. Esta creencia en su superioridad les hace sentirse con derecho a agredir a los que consideran inferiores.
Si Alemania tiene que gastarse parte del dinero robado a los países pobres en acoger con dignidad a los refugiados, que se lo gaste porque lo debe. Esta situación no se daría si hubieran invertido en solucionar las diferencias de riqueza, o mejor aún: si no  hubieran creado esas diferencias con sus saqueos financieros.

miércoles, 26 de agosto de 2015

Hilos en el espacio

Hace poco, en el satélite de Saturno Tetis, la sonda Cassini fotografió de cerca una zona por la que cruzan unas líneas muy finas y rojas que se curvan y quiebran. Pasan sobre cráteres antiguos y nuevos, así que el  fenómeno que produjo estas líneas debe de ser  muy reciente y externo. La delgadez de estas líneas me sugiere la idea de que el objeto que las produjo no  fuera un fluido, sino un sólido que mantuvo su consistencia hasta chocar con Tetis. Es como si el satélite se hubiera cruzado con unos hilos que flotaran en el espacio.

Para que un objeto del espacio exterior sea observable desde la Tierra, incluso con los telescopios más potentes, debe tener un tamaño mínimo, al menos en las dos dimensiones de nuestro campo de visión. Planteo la posibilidad de que existan en el espacio objetos de gran longitud que nos resultan invisibles porque son extremadamente delgados. Quizá podamos comprobar que existen por el rastro que dejen en la colisión con cuerpos visibles.
De existir filamentos en el espacio surge la cuestión de su origen. Una posibilidad que se me ocurre es que surjan de un tipo muy raro de vulcanismo que proyecte al espacio un chorro de materia que se congela inmediatamente al salir y es tan tenaz que se mantiene unido hasta alcanzar longitudes kilométricas. Algo parecido a como se solidifica el hilo de telaraña.
Otra posibilidad sería que en el espacio fuera posible que algunas sustancias se unieran espontáneamente siguiendo líneas, como hacen las limaduras de hierro en torno a los polos de un imán.

Por último, sugiero una explicación más loca. Los hilos espaciales podrían tener su origen en alguna forma de vida, quizá inteligente, que habite flotando en el espacio, hecha de fibras muy resistentes como los nanotubos de carbono.

P.D.:
Quizá se podrían formar hilos de hielo a partir de erupciones de volcanes fríos en los satélites de Saturno que expulsan agua. En temperaturas tan bajas como las de esos satélites el vapor de agua se deposita en forma de prismas hexagonales que pueden ser muy largos. Quizá haces de esos prismas alcancen longitudes de quilómetros y se lancen a tanta velocidad que escapan de la gravedad del satélite. Al chocar esos hilos de hielo con en ese u otro satélite podrían quedar en su superficie esas marcas en forma de rayas finas.

martes, 25 de agosto de 2015

Tubos de agua en Dione

En una imagen de la Nasa del satélite Dione donde se ven líneas blancas se ha descubierto que esas líneas son precipicios de hielo.

Aprecio que discurren paralelas de dos en dos y que muchos de estos pares de líneas se unen en su extremo mediante un arco. Este arco parece el resto de un cráter de impacto.
Me sugiere que el calor del impacto dejó una bolsa de agua bajo la superficie de hielo. Esa bolsa pudo desplazarse luego horizontalmente, fundiendo el hielo, provocando colapsos en la corteza de hielo y dejando un valle alargado del mismo ancho que el cráter que lo inició.
Sería un fenómeno parecido a los tubos de lava, pero sustituyendo la lava por agua y la roca por hielo.

Fuente:
http://www.astrofisicayfisica.com/2015/08/abismos-en-dione.html?m=1

lunes, 24 de agosto de 2015

Origen de las manchas de los planetas gaseosos

En los planetas Júpiter, Saturno y Neptuno se ven enormes remolinos y bandas de distintas tonalidades. En cambio Urano aparece liso y de color uniforme.

La explicación comúnmente aceptada a esas manchas es que son tormentas impulsadas por el calor interno del planeta a través de la convección de la atmósfera. Es el mismo recurso fácil siempre que no se ve una explicación: recurrir a una causa que no podemos ver. En estos casos se recurre al interior de los planetas, pero con tan pocos datos sobre esos interiores la explicación vale tan poco como una causa divina.

Yo prefiero buscar una explicación más fácil y comprobable, así que suelo mirar hacia el exterior de los planetas, a lo que está a mi alcance gracias a las observaciones publicadas por los científicos.

No tenemos datos de irregularidades en el interior de los planetas gigantes que expliquen la falta de uniformidad del exterior.

Hay algo en común entre los planetas gaseosos con manchas que falta en Urano: tienen satélites muy grandes. Los de Urano en cambio son muy pequeños. Entre sus cinco satélites mayores no llegan a la masa de Tritón. Sugiero que las fuerzas de marea de los satélites grandes son las que provocan irregularidades en la atmósfera superior de los otros tres planetas gigantes, combinadas con el calor interno que podría ascender por convección.

Quizá las influencias  gravitatorias de los satélites pudieran explicar incluso la misteriosa permanencia de la gran mancha roja de Júpiter. El periodo medio del giro de las capas visibles de Júpiter es aproximadamente cuatro veces mayor que el del satélite Io, que a su vez es la mitad que el de Europa y el de este la mitad que el de Ganímedes. Quizá se puedan dar fenómenos de resonancia entre las tormentas y franjas de Júpiter y sus satélites más grandes y cercanos. Las fuerzas de marea podrían producir corrientes en la atmósfera y una separación de sustancias de distintas densidades. Las diferencias en la composición explicarían los cambios de color y de tonalidad. Sería como si los satélites nos hicieran un servicio de cromatografía de los gases más externos de Júpiter.

El hexágono de Saturno quizá también tenga relación con la resonancia orbital y las mareas si se tiene en cuenta que el periodo de Titán es 36 veces el del hexágono.
El nombre griego de Saturno era Cronos, el dios del tiempo. No hay nada más parecido a un reloj mecánico que Saturno en todo el sistema solar, con su hexágono marcando las horas del día y Titán, en una órbita circular casi perfecta, contando los meses.

viernes, 21 de agosto de 2015

Plutón es enano como planeta pero es gigante en nitrógeno

De Plutón escapan grandes cantidades de nitrógeno empujadas por la radiación solar. Los científicos aún no pueden explicar de donde sale tanto nitrógeno. Si hubiera seguido expulsando nitrógeno al ritmo actual desde la formación del sistema solar la proporción de nitrógeno en Plutón quizá hubiera sido mayor que la de cualquier otro objeto conocido de nuestro sistema.

Lo primero que me sugiere esta situación es que Plutón fuese varias veces mayor hace miles de millones de años. Su composición entonces sería sobre todo de agua helada, con una proporción de nitrógeno similar a la de los cometas que proceden de su zona en el sistema solar. El nitrógeno sólido es más denso que el hielo, así que se habría hundido y por ello estaría protegido de la radiación solar bajo una gruesa corteza de hielo que flotaría sobre el nitrógeno. Durante la vida de Plutón el hielo de agua de la superficie se habría sublimado cada año en el perihelio, aumentando la proporción de nitrógeno en relación a la masa del planeta. Es como si el Sol hubiera destilado el agua de Plutón quedando un resto de nitrógeno. Ahora la corteza de hielo es tan fina que no protege al nitrógeno, que se sublima en mayor proporción que  como lo hace en los cometas. Quizá el único agua helada que queda ahora en Plutón es el de los  cometas que cayeran recientemente en este planeta enano.

Otra situación que sugiero es que cada cometa aporte nitrógeno y agua, pero que el agua escape antes. El calor del choque de un cometa fundiría la capa más externa de manto, compuesto de nitrógeno, permitiendo que el hielo de agua se diferenciase del nitrógeno y asciendiera por flotación. Al quedar expuesto el hielo de agua, este se perdería en el espacio por sublimación mientras que el nitrógeno sólido, junto con otras sustancias más densas que el agua, quedaría acumulado en el interior.

miércoles, 19 de agosto de 2015

Champi, capítulo 15. No hay dios

Capítulo anterior:
    Champi, capítulo 14. Respuesta extraterrestre

Después del comunicado de los extraterrestres a la caravana de terrícolas, los pocos musulmanes que quedaban se sintieron ofendidos por el sentido que dicho mensaje le dio a la piedra negra de la Kaaba, el de ser un instrumento de comunicación con extraterrestres. También se indignaron porque se cuestionara en él la existencia de dios. La indignación de los musulmanes más violentos y más poderosos hizo temer el comienzo de una guerra  mundial. De hecho en los días siguientes al contacto hubo grandes ataques terroristas reivindicados por islamistas.
Mientras, los peregrinos continuaban visitando la Meca. Muchos de ellos no pudieron resistir la tentación de probar la comunicación con los extraterrestres tocando la piedra negra y quedaron convencidos. Estos propagaron la noticia y dieron a conocer múltiples objetos con la misma propiedad que ese meteorito repartidos por todo el mundo. En pocos días se conocían millones de objetos con los que comunicarse telepáticamente.
Gracias a esta comunicación los que aún tenían creencias religiosas descubrieron que las religiones son todas falsas. Los creyentes más radicales también se acabaron comunicando mediante esos objetos y se convencieron del ateismo, de manera que los ataques terroristas con motivos religiosos cesaron a los pocos días. Entonces se supo que Mahoma  había tergiversado las revelaciones que recibió  mediante la piedra negra de la Kaaba con la intención de obtener poder sobre sus semejantes. Cuando los extraterrestres le recomendaron a Mahoma que no rindiera culto a ídolos y dioses no era para que él se inventara una nueva religión. Lo que le dijeron no fue "No hay más dios que Alá", sino que le expusieron que
allá opinan que no hay dios.

También descubrió entonces la humanidad que la revelación más útil hecha a un musulmán fue el Álgebra.

domingo, 16 de agosto de 2015

Origen frío de la Tierra

Se da por sentado que la Tierra se formó en poco tiempo a partir de la reunión de polvo y planetesimales de la nube que originó el sistema solar. Su formación debió ser muy rápida, tanto que buena parte del calor que produjo no tuvo tiempo de irradiarse al exterior y fundió toda la Tierra, convirtiéndola en una bola de magma. Parte de ese calor aún debía estar dentro, protegido por el aislamiento térmico de las rocas del manto y la corteza. Este calor interno, reforzado por el calor que produce la fisión de elementos inestables, sería el que mueve, mediante la convección del manto, las placas terrestres y la corteza.

Ahora las sondas espaciales, como Cassini o New Horizons, nos traen imágenes de mundos helados como Titán y Plutón en los que hay actividad en sus cortezas. Estas imágenes me sugieren otra situación en los orígenes de la Tierra que propongo a continuación como una conjetura, como un juego para ejercitar la imaginación.

Supongamos que la Tierra empezara a formarse antes de que el Sol arrancase sus reacciones de fusión nuclear. En ese tiempo el agua del interior del sistema solar sería tan abundante como lo es ahora en los planetas externos, porque no habría  aún viento solar que impulsase el agua hacia el exterior. Si además la formación de la Tierra hubiera sido lenta, el calor de la caída de los cuerpos que la formaron habría tenido tiempo de escapar al espacio, sin calentar apenas el interior. En esa situación la Tierra adquiriría enormes cantidades de agua, en la misma proporción que los planetas exteriores, de manera pudo ser una enorme bola de hielo con núcleo rocoso, similar a Plutón, pero a mayor escala.
A partir de la ignición del Sol su radiación y su viento solar arrancarían de la Tierra casi toda el agua al principio y parte del resto más gradualmente, hasta llegar a un equilibrio como el actual, en que sólo nos queda una capa de unos cuatro kilómetros de espesor, muy fina en relación a los seis mil trescientos quilómetros del radio terrestre.
La relación de isótopos del agua de la Tierra es similar a la de los cometas. Esto ha sugerido que el agua de la Tierra vino después de su formación por la caída de cometas, pero si la formación de la Tierra es anterior al encendido del Sol, el agua que recolectara del interior del sistema solar pudo ser similar a la de los cometas desde el origen de nuestro planeta.

viernes, 14 de agosto de 2015

Brevedad del estado evolutivo de la humanidad

Muchos nos preguntamos por qué no recibimos muestras de inteligencia de otros planetas.
Propongo un par de razones que lo explicarían.
La primera es que la  forma de vida inteligente que hay en la Tierra es muy breve porque en nuestro nivel de desarrollo evolucionamos brúscamente de modo artificial. Para empezar, los avances en medicina nos alargan la vida y permiten la reproducción de los débiles, con lo cual nos saltamos la selección natural. Además los conocimientos en genética nos permitirán mutar a voluntad cuando superemos algunos prejuicios.
La segunda razón es que nuestros medios de comunicación actuales, basados en la potencia de las emisiones de radio, son claramente  insuficientes a nivel interestelar, así que, además de que nuestra situación es muy poco común, no podemos comunicarnos con los pocos que estén a nuestro nivel en otros sistemas solares, porque es muy probable que estén muy lejos, tanto que las emisiones de radio necesarias para comunicarnos deberían ser tan potentes que nos aniquilarían.

Creo que los que estén en nuestra situación es muy probable que tengan prisa en salir de su situación. Nosotros tampoco queremos vivir continuamente aislados en un planeta dominado por locos codiciosos, ni estar continuamente expuestos a catástrofes naturales, a enfermedades y a guerras.

Un escape que creo viable es que el soporte material de la mente deje de ser un sólo cuerpo localizado y vulnerable, sino que conste de muchas partes separadas, redundantes, sustituibles y comunicadas a distancia. En cierto modo, es la situación de las neuronas, que son células separadas, como descubrió Santiago Ramón y Cajal, en lugar de una red de fibras, como se creía antes de él. No sé si la inteligencia de nuestros descendientes estará en neuronas como las de ahora,  células llenas de una pasta acuosa, o si estará en semiconductores flotando en el espacio interestelar, pero seguramente sus conexiones se harán a mucha más distancia que la que separa las neuronas en las sinapsis actuales.

Si las nuevas "neuronas" estuvieran muy separadas desarrollaríamos medios inocuos de comunicarlas a grandes distancias. Estos nuevos medios también nos pondrían en contacto con formas de vida inteligentes más abundantes y duraderos que la humanidad actual.

miércoles, 12 de agosto de 2015

Criotectónica de origen externo en Plutón

Soy partidario de buscar las causas de los fenómenos naturales en el exterior de los lugares en que se producen. Reconozco que para esto me mueve la comodidad, la ley del mínimo esfuerzo. Me parece muy meritorio buscar razones profundas a la tectónica de placas de la Tierra, pero no acabo de creermelas porque es muy difícil obtener información del interior. Yo en cambio  prefiero contemplar plácidamente ese exterior despreciado por los valerosos y esforzados geofísicos, que no se amedrentan al buscar soluciones difíciles en el interior, que exigen mucho cálculo, instrumentos caros y métodos enérgicos, como terremotos y explosiones. De paso, como quien no quiere la cosa, ayudan a los  magnates de la especulación y la acaparación a encontrar petróleo, el mismo que contamina nuestro aire y nos cambia el clima.

En Plutón se acaba de descubrir tanta actividad tectónica que borra los cráteres de impacto en menos de cien millones de años. Las formas del terreno son claramente poligonales, muchas de ellas son hexágonos regulares. Como las rocas en Plutón son de hielo, sugiero que las formas hexagonales se deben a la cristalización del agua, que tiene forma de hexagonos planos cuando se produce lentamente.
Al problema de la juventud de la corteza de Plutón se le ha buscado una explicación interior basada en agua líquida, pero no se conoce qué fuente de energía mantendría fundida el agua.
Me parece más creible que sea la atmósfera el agente principal de las formaciones de la corteza.
La órbita de Plutón es muy excéntrica. Esto provoca estaciones muy diferentes. Cuando Plutón está cerca del Sol se sublima nitrógeno al ser calentado en la superficie por la luz solar. Cuando Plutón está lejos del Sol el nitrógeno se vuelve a depositar como nieve.

Lo que propongo es que esa nieve de nitrógeno provoca cambios de temperatura y reacciones con el hielo de agua en las zonas elevadas, quizá formando hidrato de nitrógeno y amoniaco.
También puede ocurrir que el nitrógeno precipitado de la atmósfera pase por una fase líquida. En estado líquido se insertaría por las grietas del hielo de agua. Después, al congelarse el nitrógeno rompería las rocas de agua, como ocurre en la Tierra con el hielo en las rocas terrestres.
Esta meteorización química y mecánica de la roca permite que el hielo se reacomode a una forma más estable, la de placas hexagonales, y que se borren los cráteres de impacto. La escasa gravedad de Plutón permite que el peso de las placas de hielo no sea tan grande como para que se derrumben las que destacan en la superficie cuando el nitrógeno se vuelve a sublimar en la estación cálida.

Se especula con que debe haber una fuente de calor interno en Plutón para alterar la superficie hasta el punto de borrar los cráteres de impacto. Yo discrepo, creo que la fuente de calor y el fluido que permite mover la superficie puede ser el nitrógeno calentado en el verano de Plutón. Al llegar el invierno, el hielo de agua se contraerá, formando grietas por las que penetrará el nitrógeno de la atmósfera, bien cómo gas, o precipitando como líquido o sólido. En estado sólido el nitrógeno debe de ser más denso que el hielo. Esto permitiría que penetrase debajo de las placas de la corteza de hielo y las moviera.

Nueva imagen en color de Plutón compuesta a partir de imágenes tomadas el día anterior al máximo acercamiento:
http://pluto.jhuapl.edu/Multimedia/Science-Photos/image.php?gallery_id=2&image_id=265

domingo, 9 de agosto de 2015

Reacción de los poderosos ante posible descubrimiento de vida extraterrestre inteligente

Quien llega al poder político o económico lo hace por ambición de poder, por mandar más que nadie. Quizá por eso en buena parte la independencia de los países tiene como propósito mantener en el poder a los caciques locales, aunque muchas veces esa independencia la paguen los habitantes comunes sufriendo miserias y guerras.
Si se descubrieran seres inteligentes extraterrestres, el poder de las élites humanas probablemente quedaría en ridículo. Para la población común el descubrimiento sería muy positivo, porque se ampliarían nuestros conocimientos científicos y técnicos. Estos conocimientos mejorarían nuestras condiciones de vida y nos ayudarían a cuidar mejor el planeta.
No creo que tengamos motivos para temer una actitud agresiva de quienes sean capaces de llegar hasta nosotros. Si tienen tanto poder como para eso, todas las riquezas de nuestra pequeña Tierra serán insignificantes comparadas con lo que pueden obtener de la inmensidad de lo que nos rodea, así que no envidiarán lo nuestro.
De quien si debemos prevenirnos es de los poderosos terrestres. Toda la historia nos demuestra la crueldad de que son capaces. Por eso me pregunto, para estar prevenido, cual sería la reacción de los que están en la cúspide del poder si las exploraciones espaciales descubrieran vida extraterrestre inteligente. Supongo que, como esa exploración está en sus manos, intentarían retrasar todo lo posible la publicación de semejante descubrimiento, para mantener el poder por más tiempo. Quizá los caciques terrestres se erigirían a si mismos como nuestros interlocutores ante el exterior. En ese caso exigirían a los extraterrestres que no se den a conocer directamente, tal vez con la excusa de que interferirían gravemente en nuestra evolución e independencia, cuando la independencia que les interesa a los caciques terrestres es la suya para imponerse a sus semejantes sin intromisiones, como hacen ahora gracias a los poderes de los estados.

P.D.:
En las primeras imágenes de Plutón y Caronte al paso de la nave New Horizons  hay formas inexplicables por la ciencia, hasta ahora, como fenómenos naturales, lo que permite imaginar que sean artificiales.
Por ejemplo en esta composición de fotos de Caronte se ven muchas formas que parecen cráteres, pero que tienen paredes rectas formando polígonos, sobre todo hexágonos regulares. Hay conjuntos de "cráteres" del mismo tamaño y juntos, como una colmena, lo que me impide creer que sean cráteres de impacto.
Al ver por primera vez formas hexagonales en Plutón se me ocurrió una explicación de origen natural, por no ceder a creer razones ocultas por una conspiración, como obedeciendo a una paranoia. Esta razón sería que el agua interior se congeló tan lentamente que cristalizó en hexágonos enormes, de varios kilómetros y que esos cristales fracturaron la corteza al flotar sobre el agua. Pero la falta de nuevas imágenes, las de más resolución, desde el día 15 de julio me despierta la sospecha de que se nos oculta algo transcendente.


viernes, 7 de agosto de 2015

Perdonémonos, porque no sabemos lo que hacemos

Mi razón me prohíbe creer en ningún dios, pero hay frases de los inventores de religiones que obedecen a actitudes filosóficas que admiro. Por ejemplo aquello que dicen que dijo el crucificado más famoso de la historia cuando lo estaban asesinando:
"Perdónalos señor, porque no saben lo que hacen"

Cuando oigo las noticias llenas de violencia física y económica la indignación me hace sentirme agresivo contra los crueles y los codiciosos, pero la razón me dice que si empleáramos la violencia contra ellos no corregiríamos el problema, sino que nos convertiríamos en los nuevos protagonistas del mismo comportamiento que vemos condenable. No somos distintos de esos que acumulan riquezas o inician guerras. La diferencia está en que nosotros les permitimos que cometan sus crímenes. Es nuestra pasividad la actitud errónea. La agresividad y la codicia está en nosotros tanto como en el que tiene ocasión de ejercerlas. Quizá lo que falta es un pacto social que nos obligue a frenar su ejercicio. En teoría ese pacto serían las leyes de los estados y de los organismos internacionales, pero la elaboración de esas leyes y pactos está en manos de políticos que obedecen a la crueldad y la codicia, como se ha demostrado con la imposición de pactos antisociales a Grecia por parte de Alemania para "perdonar la vida" de nuevo a los griegos con un nuevo préstamo envenenado.

En las sociedades pequeñas como las familias (incluidas las mafiosas) existe ese pacto social que controla la codicia y la crueldad entre sus miembros, pero en sociedades monstruosas como los estados o como la Unión Europea las leyes tácitas que todos entendemos no funcionan. Todo debe estar por escrito, en leyes. Y ya se sabe que "hecha la ley, hecha la trampa".
Hay últimamente un tímido intento de controlar a los codiciosos a través de publicar la corrupción en los medios de comunicación de masas, pero su eficacia es mínima, porque quien llega a tener éxito indignamente se aferra a lo que ha ganado, como hacen Rajoy y el PP, sin importarle la imagen que dé ante la opinión pública. Sólo se inmutan si se consigue que un juez les castigue, pero como las leyes las hacen ellos mismos esto no suele ocurrir.
Sólo una reacción social en masa, que ignore las leyes represoras, sería capaz de conmover a estos caraduras. Pero para movilizarse hace falta valor, perder el miedo a que nos castiguen con sus leyes aunque sepamos que son injustas. Si no nos movilizamos, las consecuencias sabemos que serán muy grandes, que estaremos en sus manos y que las ataduras cada vez serán más fuertes. Pero nos consolamos pensando que eso es el futuro y que el futuro nadie lo sabe, en cambio el castigo por rebelarse y manifestarse ya está escrito en las leyes.
Parafraseando al Jesús del madero: Perdonémonos porque no sabemos lo que hacemos.
No esperemos que ningún dios nos venga a perdonar por  consentir lo injusto.

P.D.:
En Bangladesh matan a un ateo que publicaba sus opiniones en un blog:
http://www.bbc.com/news/world-asia-33819032
Los fanáticos religiosos saben que no tienen razón y la única forma que tienen de ganar una discusión acerca de su locura religiosa es matando al que les contradice e intenta sacarles de su error.

SOY ATEO

lunes, 3 de agosto de 2015

Vida longeva en el espacio vacío

Si tuviera que buscar seres con edades de millones de años e inteligentes no los buscaría en un planeta, porque no se quedarían allí esperando a que la próxima catástrofe los extingiese, por ejemplo el choque con un gran asteroide o la explosión de una estrella próxima.

Hasta ahora, la evolución de la vida que conocemos se da de forma espontánea, sin un diseño inteligente, aunque la selección natural dé resultados tan asombrosos que parecen deberse a una voluntad. Ahora los conocimientos científicos permiten a la humanidad realizar organismos modificados genéticamente a voluntad. En cierta medida se ha llegado al diseño inteligente sin necesidad de un dios creador. Los humanos podríamos incluso cambiar nuestro organismo para adaptarnos a distintos ambientes. Además podemos generar máquinas que son más inteligentes que nosotros, al menos en campos limitados. Algunas de ellas viajan por el espacio explorándolo para nosotros.

A partir de esta situación, creo que es posible que algún día lleguemos a trasladar nuestra identidad, nuestra mente, a seres artificiales que puedan vivir en el espacio vacío, lejos de los peligros más frecuentes, para que vivan mucho más que la humanidad y que la vida animal en la Tierra. Para que fueran inmunes a choques de objetos grandes, estos organismos podrían estar distribuidos en un espacio enorme, astronómico, tan grandes como el Sol, por ejemplo. Cada organismo estaría formado por una red que comunicaría su materia e información y en la que todas sus partes fueran redundantes y reemplazables. Una red así podría ser muy tenue, para que con poca materia se pudiera abarcar mucho espacio. Podría ser como la malla que forman los átomos de carbono en las láminas de grafeno, con espesor de un solo átomo. Estando tan extendido, un organismo así podría captar energía y alimentos muy dispersos, para no depender de la energía de una sola estrella.

Quizá al buscar vida extraterrestre no deberíamos limitarnos a los cuerpos celestes con agua líquida, sino incluir las posibilidades de una evolución inteligente, e independiente de medíos similares al nuestro. Si pudiera elegir, yo empezaría buscando redes de carbono. De momento, ya se han encontrado en el espacio esferas de 60 átomos de carbono (buckminsterfullereno).

Una forma interesante de vida en el espacio, o quizá para una nave espacial humana, sería la de una medusa hecha de grafeno. Podría propulsarse como una vela solar orientándose en sentido contrario a una estrella. También se podría impulsar comprimiéndose y expandiéndose como una medusa, o al modo de los pyrosoma, expulsando hacia atrás gas interestelar. Si ya existe algo así, por muy grande que sea, no lo podemos ver porque el grafeno es transparente.

Información más seria:

Moléculas de carbono que forman redes bidimensionales:

    https://es.wikipedia.org/wiki/Grafeno

    https://es.wikipedia.org/wiki/Fullereno

Se ha detectado que la absorción de luz de dos longitudes de onda concretas en el espacio se debe a la presencia de buckminsterfullereno:
    http://www.investigacionyciencia.es/noticias/la-qumica-del-carbono-resuelve-un-misterio-astrofsico-13375

Se descubre que las esponjas de grafeno son empujadas por la luz. Quizá podrían usarse como velas espaciales:
    http://culturacientifica.com/2015/06/03/la-esponja-de-grafeno-como-propulsor-espacial/