lunes, 27 de junio de 2016

Golpe de estado encubierto. Tercera entrega: Pucherazo

Primera entrega: Pedro Sánchez, el presidente de un partido que se dice de izquierdas, hace un pacto indisoluble con Albert Ribera, líder de un partido de derechas con un programa contrario al del PSOE.
Segunda entrega: Pedro Sánchez y Albert Ribera excluyen a Podemos de las negociaciones para investir presidente.
Tercera entrega: Los resultados de las elecciones son contrarios a las encuestas a pie de urna, con una diferencia increible a favor del PP y del PSOE y en contra de Unidos Podemos, cuando las encuestas a pie de urna daban mucha ventaja a Unidos Podemos sobre el PSOE.
Es imprescindible revisar las votaciones.
Los sondeos a pie de urna daban una ventaja de 10 escaños a UP sobre el PSOE, y el PP perdía un escaño respecto a las anteriores elecciones.
http://www.elperiodico.com/es/noticias/politica/encuestas-electorales-pie-urna-elecciones-2016-5229898
http://www.lavanguardia.com/politica/elecciones/20160624/402733509669/sondeos-elecciones-generales.html
P.S.:
Faltan un millón de votos sólo de podemos que se achacan a la abstención, pero qué sospechósamente coincide con la diferencia entre la encuesta después de votar, a pie de urna, respecto al voto escrutado.
https://pensandopodemos.wordpress.com/2016/06/27/fraude-electoral/




P.D.:

https://www.reddit.com/r/podemos/comments/4qg2t0/hay_pucherazo_en_las_elecciones_del_26j_la_prueba/https://www.reddit.com/r/podemos/comments/4qg2t0/hay_pucherazo_en_las_elecciones_del_26j_la_prueba/
    Un informático estadounidense explica en un juicio cómo manipuló un programa de recuento de votos a petición de un candidato que ganó las elecciones.

https://www.reddit.com/r/podemos/comments/4ql7rx/las_actas_oficiales_ya_están_en_la_sede_de/
Las actas oficiales ya están en la Sede de Podemos, y hay muchísimas personas comparándolas con los resultados. Si ha habido errores se detectarán y si no nos quedaremos tranquilos.

viernes, 17 de junio de 2016

La política española vista como energía nuclear

Las dos maneras más conocidas de obtener energía nuclear son la fusión de átomos pequeños y  la fisión de átomos pesados. La primera, la fusión, genera muchísima más energía que la segunda, al tiempo que produce los átomos de los que estamos hechos. Es la forma de generación de energía de las estrellas. Tiene mucho atractivo porque apenas produce elementos radiactivos, a diferencia de la fisión nuclear, usada en las centrales nucleares actuales, la cual produce residuos que mantienen su poder letal durante cientos de años.

Le encuentro a estas formas de energía un parecido con las formas de hacer política, por ejemplo las de España. De las cuatro grandes formaciones políticas que se presentan a las elecciones, tres se comportan como la energía de fisión: Están centralizadas en sus líderes, que actúan como núcleos pesados de los que irradia toda la energía del dinero acumulado por las grandes empresas. Estas tres formaciones son: el PP donde es Rajoy el que representa el elemento pesado radiactivo, el PSOE con Pedro Sánchez y Ciudadanos con Albert Ribera. Los tres partidos, a semejanza de la energía de fisión, están basados en la corrupción, en la destrucción, en la disminución del peso de las estructuras, gastando lo público para aumentar su poder. Por cierto, también considero riqueza pública el dinero acumulado por las grandes empresas a costa de pagar muchos menos impuestos que los ciudadanos comunes.
Frente a estos tres partidos está Unidos Podemos, que basa su fuerza en la unión de los más débiles. Esta fuerza de fusión es creadora y hace crecer las estructuras sociales a la vez que genera gran cantidad de energía, para animar su entorno, activando la economía en lugar de desactivarla con el recorte de las inversiones públicas (que no es gasto) en bienestar social, como hace la derecha.

Si, como espero, la política española se comporta como la física, la energía de la fusión de Podemos e Izquierda Unida, en colaboración con fuerzas pequeñas regionales, gobernarán España a partir de las elecciones del 26J. Tendremos un futuro brillante, porque la energía de la fusión es inmensamente mayor que la de fisión.

UNIDOS PODEMOS

martes, 14 de junio de 2016

Cosmódromo magnético aerostático

Hasta ahora el único método utilizado para la puesta en órbita consiste en usar cohetes, es decir, lanzar un gas a gran velocidad en sentido contrario a la marcha. Esto obliga a que haya que acelerar, además de la nave, una masa muchas veces mayor: la de ese gas o la de los reactivos químicos que lo producen.

Desde que en China inventaron los cohetes químicos (con pólvora) los conocimientos científicos y técnicos han progresado lo suficiente como para tener alternativas a esa forma de propulsión de las naves espaciales. La alternativa hipotética que propongo en este escrito también se basa en el principio de acción/reacción, pero en lugar de transportar con la nave la masa y la energía que produce la acción, se aplica la fuerza a la nave desde cuerpos externos mediante un campo magnético.
Esta idea ya la propuse, para acelerar naves que ya estuvieran fuera del campo gravitatorio terrestre, en la entrada
"Muelle electromagnético espacial", con dirección
https://fisivi.blogspot.com.es/2016/02/muelle-electromagnetico-espacial.html

Un extracto de aquella entrada:

"consiste en situar en el espacio una serie de anillos formando un túnel de cientos de quilómetros
...
Cada anillo tendría una bobina conductora que crearía un campo magnético oscilante. Estos campos se usarían consecutivamente para impulsar una nave hasta su velocidad de crucero. La nave pasaría por todo el túnel transportando un campo magnético propio que interactuaría con el campo de cada anillo... el campo de la nave sería atraido por el de cada bobina hasta alcanzarla. Entonces el campo de la bobina se anularía y la nave la atravesaría. Inmediatamente se produciría en la bobina un campo inverso, que repelería el de la nave, impulsándola más. Para ello cada bobina se conectaría
con un supercondensador eléctrico instalado en el anillo, cargado previamente por un panel solar unido a él. El condensador y la bobina formarían un circuito resonante sintonizado con la onda que produce el campo de la nave a su paso. Como reacción al impulso dado a la nave, cada anillo, con una masa igual o mayor que la de la nave, sería impulsado en sentido contrario y su condensador se descargaría en parte. Cada anillo daría a la nave una pequeña parte de la velocidad que precisara, sin que hubiera que someter a grandes aceleraciones a los pasajeros. Al final del despegue el túnel de anillos se comprimiría como si fuera un muelle y se movería en dirección contraria a la nave, pero a mucha menos velocidad. ...
Una vez terminada la maniobra comenzarían a recargargarse los condensadores con energía de los paneles solares."

El acelerador que proponía, al estar situado en el espacio, podía ser tan amplio como se quisiera. Cada anillo podía tener un campo magnético débil e inocuo, pero tan extenso que podía acelerar durante mucho tiempo.

A diferencia de aquel acelerador, el lanzador orbital estaría en la atmósfera, sometido a un campo gravitatorio intenso. Los vientos harían difícil mantener una posición estable para cada anillo y la gravedad obligaría a aceleraciones mucho mayores y más breves. Para solucionar estos problemas, cada anillo  del acelerador estaría formado por un globo aerostático dirigible de gran tamaño, con forma de donut, cubiertos de células fotovoltaicas muy ligeras y flexibles. Antes del despegue de la nave, estos dirigibles se situarían alineados, a tramos de cientos de metros, formando en conjunto un camino casi horizontal, hasta llegar a la máxima altura donde la densidad de la atmósfera fuera suficiente para sostenerlos.
La nave estaría rodeada de una bobina en forma de tubo corto aerodinámico, con la que generaría su propio campo magnético. Tendría dos o tres alas, cada una en su plano, inscritas en el tubo. Su aspecto sería el de los aviones biplanos o triplanos, pero con un anillo alrededor.
Al despegar, y hasta alcanzar el primer globo se impulsaría con turbinas eléctricas. El primer anillo debería estar a una altura suficiente como para que las perturbaciones de su campo magnético no fueran perjudiciales al entorno. Tras el despegue, la nave controlaría su rumbo, como un aeroplano muy maniobrable, hasta pasar por el primer anillo en la dirección del siguiente. Entonces pararía las turbinas y las cubriría, para protegerlas y para aumentar su aerodinámica. Seguiría así hasta el último anillo, ya en la estratosfera. Entonces la nave encendería un pequeño cohete hasta salir de la atmósfera y alcanzar otro acelerador magnético situado en órbita baja, que le daría el resto del empuje hasta ponerla en órbita o incluso lanzarla hacia el espacio exterior.
Para la vuelta a la Tierra, los aceleradores actuarían en sentido inverso, como frenos, hasta que la nave pudiera aterrizar como cualquier avión.

En una primera fase, mientras no se pusiera un acelerador magnético en órbita, si la aceleración en la atmosféra no fuera suficiente, la nave se lanzaría desde el avión, cuando este saliera de la atmósfera, mediante un cohete pequeño.
Los primeros lanzamientos se emplearían en construir el acelerador en órbita.

Durante los viajes interplanetarios la nave mantendría una corriente eléctrica en la bobina, para protegerse de las partículas cargadas, por ejemplo las del viento solar, desviándolas con su campo magnético.

No tengo capacidad para calcular si este sistema de lanzamiento es viable.
Quizá, aunque no alcance para la puesta en órbita, podría servir para ahorrar combustible en el transporte aéreo, usando la energía solar que cargaría cada anillo y evitando transportar tanto combustible como llevan ahora los aviones.

En fin, sólo es un sueño. Me llevaría una gran sorpresa si alguien demuestra que se puede realizar.

sábado, 4 de junio de 2016

Todos queremos influir

Desde que hay constancia escrita, pintada o grabada de la capacidad de reflexión humana, está probado que los seres humanos pretendemos influir en el pensamiento y en las decisiones ajenas expresando nuestras reflexiones.
Los medios para ejercer influencia han adquirido mucha capacidad y alcance desde la viva voz y el arte rupestre de la prehistoria hasta las redes sociales de internet. Hoy día cualquiera puede expresar su opinión y puede pretender influir en el pensamiento ajeno con sólo escribir unas frases sueltas en Twitter o en un blog personal. Esto podría ser ideal si las ideas razonables se llevaran a cabo en hechos útiles para el bienestar y la seguridad de todos. Pero de hecho, tanta facilidad de expresión no parece que sea relevante a la hora de ayudar a hacer de este mundo un lugar más acogedor. Lo digo pensando en las guerras, hambrunas y exilos cronificados, como los de Palestina, Siria, Irak, Tibet o África, por ejemplo. Nunca ha habido tanta libertad de expresión. Nunca hemos estado mejor informados de las desgracias ajenas. Pero dejamos que mueran por miles ante nosotros, al alcance de nuestros medios de transporte y a nuestra vista, los que huyen en sus viajes desesperados de la violencia y el hambre. Muchos protestamos en nuestras conversaciones o en las redes, pero son muy pocos los que actúan. Y pocos los que exigen la acción de los organismos públicos.
Delegamos nuestra acción mediante el voto, incluso votando a gente comprometida y muy activa. Pero no podemos esperar que unos pocos luchen por nosotros por un mundo mejor. Tampoco sirve sólo, aunque es útil, jugar al azar de enviar mensajes en una botella al mar de internet.

Los que sí actúan e influyen mucho son los que acaparan dinero y poder. Su actividad les es muy gratificante, porque tiene mucho éxito. Mientras más acaparan, más facilidad tienen para conseguir más poder. Los pocos que consiguen grandes fortunas y poder lo hacen porque porque para ellos eso es lo principal. Ese fin está para ellos  por encima de la supervivencia ajena y no hay compasión que les frene.
La acumulación de poder es el gran problema global actualmente. El poder mundial está ahora en manos de unos pocos magnates del petróleo y las armas, entre los que están Putin, Trump, la familia Bush, los jeques árabes y los militares judios y chinos.
Los pocos que tienen el poder mundial se ponen de acuerdo en mantener esta situación, se portan como un sindicato del crimen que mantiene al mundo entero amenazado, mientras se protegen entre sí. Ante la opinión pública presentan enfrentamientos, que el ciudadano paga con muertos en las guerras, como en Ucrania, en Siria o en Irak, pero a la hora de negociar con el gas o el petróleo, o al colaborar en misiones espaciales, o de poner en órbita satélites con los que controlarnos, cooperan entre ellos.

Pero esta situación ya es insostenible. Más que por los problemas humanos a corto plazo, porque siempre ha habido guerras y hambrunas, es por el efecto físico, a largo plazo y en aumento, que la actividad humana tiene ahora mismo en el planeta. El calentamiento global, mediante tifones, terremotos y sequías, ya está produciendo más muerte, miserias y desplazados que las guerras.
Entre los muchos efectos del calentamiento global seguramente habrá que incluir  la guerra de Siria. Según leí en un artículo científico las sequías persistentes llevaron a la pobreza y la emigración hacia las ciudades a una buena parte de la población. Esto contribuyó a las protestas callejeras que el tirano de Siria contestó con las armas.

Sé que no es suficiente con opinar en internet. Sé que es una manera fácil de comprometerse en cuanto a esfuerzo físico, aunque nos arriesgamos a la represión. Pero no por ello deja de ser útil.
Los que tienen el poder de la fuerza y el dinero se ríen de nuestras opiniones e intentan quitarles influencia ridiculizándolas. Cada uno de ellos con sus armas puede mucho más que cada uno de nosotros con nuestras quejas. Pero nosotros, los que sufrimos las decisiones de los poderosos, somos miles de millones motivados por la indignación y la necesidad, mientras que ellos son pocos y cobardes.

Dejemos de ser espectadores estupefactos ante la injusticia y la irracionalidad. Al sindicato del crimen que gobierna el mundo no hay que darle excusas para que usen sus armas. Para ello, actuemos pacíficamente, democráticamente, cooperando con los que más sufren, manifestándonos contra los poderosos culpables y votando.

¡A POR ELLOS QUE SON POCOS Y COBARDES!