viernes, 20 de enero de 2017

Trump despierta la indignación

Hoy se autocorona Donald Trump como emperador del país con mayor poder militar y nuclear del mundo.
Lo único bueno que puedo esperar de que semejante impresentable llegue al poder es que despierte la indignación de la gente de buena voluntad contra él y contra otros que, como él, son traidores a la humanidad y a la Tierra, la única patria que me parece digna de defender usando la violencia cuando no haya otra posibilidad de evitar que sus traidores causen catástrofes.

miércoles, 11 de enero de 2017

Verdugo y otros empleos no respetables

Desde la niñez nos dicen que "todos los trabajos son respetables", y desde entonces lo dudo. Ya la palabra "todos", tan  rotunda, es una provocación al raciocino, a la capacidad de dudar, y en seguida me vienen a la memoria oficios infames, como el de verdugo, el de esclavista, el de especulador o el de prestamista.

Hoy día, quizá la excusa más usada para justificar los negocios dañinos para la salud, la convivencia o el medio ambiente es la de que dan empleo. Así que, aunque es evidente que no vale la excusa, se autorizan muchos de ellos y se publican con orgullo los puestos de trabajo que crean. Hay muchos de esos "trabajos" o actividades que no me parecen respetables, por ejemplo:

- La industria armamentística, porque provoca conflictos para medrar a su costa y porque da ocasiones fáciles para la violencia.

- La trata de esclavos. Son esclavos la mayoría de los soldados o verdugos, así como la mayoría de los que hacen trabajos sexuales. En general, para mi es esclavo todo el que no puede elegir un trabajo que dé para algo más que para subsistir.

- La industria nuclear, que daña el ambiente permanentemente con sus residuos y porque fabrica los explosivos más terribles.

- La industria petrolera privada y descontrolada, porque provoca el calentamiento global y contamina.

- Negociar con bienes y servicios imprescindibles, como la electricidad, el agua, la medicina o la educación de menores, que deberían ser servicios públicos.

- La banca privada, porque consiste básicamente en prestamismo.

- La política corrupta, o lo que es lo mismo: el gobierno de los ladrones, la plutocracia.

- Las instituciones religiosas. Todas las religiones son, desde siempre, un medio de control de las masas mediante mentiras.

- Los medios de comunicación de masas (televisión, radio, internet, prensa,...) que se pongan al servicio de actividades dañinas.

Ahora, quizá por primera vez en la historia, el poder se alcanza casi siempre por los votos de la población, de manera que se aparenta democracia, así que la propaganda que hacen los medios de comunicación de masas y los predicadores religiosos tiene tanta transcendencia en la conquista del poder como la tuvieron las armas en la historia. Por eso es más necesaria que  nunca una actitud crítica ante esos medios. No sólo debemos dudar de lo que nos dicen, sino que es nuestra obligación manifestarnos públicamente contra los medios que estén al servicio de actividades dañinas, sin que la pérdida del empleo de los curas o de los periodistas corruptos nos dé ninguna lástima.

miércoles, 4 de enero de 2017

PELIGRO. Loco jugando con misiles nucleares

Donald Trump en otra muestra más de su locura, declara que quiere ampliar la capacidad de armamento nuclear, y que quiere una carrera armamentística para ganarles a todos.

Los misiles nucleares de Estados Unidos están en estado de alerta máxima. En ese estado, el presidente puede iniciar el lanzamiento inmediatamente. Se pide a Obama que anule el estado de alerta máxima antes de acabar su mandato, para dificultar que el siguiente presidente, que demuestra estar loco, los lance.

Alguien tiene que parar a Donald Trump, un loco que, mediante manipulaciones de la campaña electoral, ha sido impuesto en el poder por los enemigos de la gente corriente, por una banda de gánsteres entre los que destaca Putin.
Resulta ridículo que después de muchos decenios de paranoia sobre la invasión por los rusos, los americanos elijan un presidente propuesto por Putin, que es un enemigo declarado de los intereses americanos. Ellos sólos han metido el enemigo en casa.
Tengo la esperanza de que Trump no va a tener mucho recorrido. Quizá alguien de su propio país, seguramente los militares más veteranos y sensatos, si es que un militar puede ser sensato, le pare los pies antes de que de que siga adelante con sus locuras.

Fuente:
http://www.lamarea.com/2016/12/31/la-amenaza-global-la-nueva-inestabilidad-nuclear-trump/